Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El llamado que alertó a la Justicia sobre la presencia de un cuerpo en río Chubut
18 de octubre de 2017
Diversas señales físicas indican que es significativa la posibilidad de que el cuerpo hallado en el río Chubut se trate de Santiago Maldonado quien fue visto por testigos en el llamado Pu Lof (interior de Cushamen) por última vez durante un operativo de Gendarmería Nacional el 1 de agosto pasado.

De acuerdo a la información oficial brindada por la fiscal Silvina Avila en el día de ayer, el cuerpo fue encontrado 300 metros río arriba por una de las divisiones de canes encargadas de su búsqueda y en el marco de un rastrillaje solicitado por ella y autorizado por el juez federal Gustavo Lleral. También la fiscal dijo, en contacto con Clarín, que se trataba de un "cuerpo masculino" y "por la ropa podría ser la que fue descripta, celeste o azulado, de la que hablaron en algún momento algunos testigos. Es un impacto muy fuerte, y muy triste, si es Santiago Maldonado". Además, aseguró que se mantenía flotando y estaba "visible".

Más allá de estos dichos, este diario pudo averiguar que la Justicia Federal recibió ayer un dato preciso de la ubicación del cadáver. Una fuente indicó que “alguien” avisó de la zona y especificó que debía “ser buscado ya mismo”.

Por otro lado, por estas horas comienza a correr fuerte una versión que señala que el hallazgo habría sido en la denominada Zona Cero. Se trata de un área que está en línea recta desde la tranquera de ingreso a Cushamen y distante unos 400 metros de la casilla de seguridad levantada por los indígenas.

Gustavo Lleral, el juez de la causa que investiga la desaparición de Santiago Maldonado, aseguró al salir de la morgue de Esquel: “No podemos confirmar la identidad del cuerpo”. Y añadió: “No podemos dar más datos por respeto a la familia”.

La diferencia de metros no es un dato menor y abona hipótesis muy distintas. Por un lado, si el cuerpo fue sacado de la Zona Cero, esto indicaría que fue encontrado justo donde los mapuches declararon que vieron huyendo a Maldonado el 1 de agosto. Es el espacio en el cual el testigo Matías Santana lo ubica con una campera celeste y en manos de efectivos.

Pero en el caso de que el avistaje haya ocurrido 300 metros río arriba y contra la corriente (que empuja los objetos hacia Esquel y no hacia El Bolsón), lo instalan en un sector que no había sido rastrillado hasta ahora y da argumentos a la teoría de un accidente, dicen fuentes a Clarín. “Pudo haber corrido hasta allí, escapando y se enganchó y quedó abajo”, indica una voz con alto conocimiento del caso. “Cada vez suena más fuerte este rumor de que el cuerpo lo encontraron en el área donde más mapuches hay viviendo. Esto hace pensar que es muy difícil que el cuerpo haya sido plantado”, explica otra fuente oficial.

Integrantes de la comunidad mapuche declararon en las últimas horas que el cuerpo “habría sido plantado”. “El problema con esta versión es que de ser verdadera habría ocurrido prácticamente en la cara de los ocupantes, porque ellos viven ahí, están constantemente recorriendo el área”, opina una alta fuente.

Ese sector 300 metros río arriba nunca había sido rastrillado con anterioridad. Los equipos de buzos de Prefectura buscaron unos 1.000 metros río arriba el día 13 de septiembre pero sin alcanzar esta parte que está custodiada celosamente por los integrantes de Resistencia Cushamen.

Los otros dos rastrillajes --5 de agosto y el mismo 13 de septiembre-- se concentraron río abajo. Los buzos de la Estación de Rescate y Buceo de Bariloche habían revisado la llamada Zona Cero y 400 metros hacia la derecha (en dirección a Esquel) y después debieron suspender por la oposición de los militantes aborígenes. En distintos días se septiembre pasaron a rastrillar alrededor de 50 kilómetros río abajo.

El cuerpo fue trasladado anoche desde el río Chubut a la morgue de Esquel envuelto en un plástico negro. Se especula con que será llevado en las próximas horas en un avión sanitario hacia Buenos Aires partiendo del aeropuerto de la ciudad.

Los miembros del equipo de Antropología Forense se han ocupado de los pormenores y analizarán los restos para determinar su identidad y circunstancias en que falleció.