Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de julio de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Más problemas para Cristina: fiscal pedirá su juicio oral
10 de diciembre de 2017
La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner no deja de sumar problemas ante la Justicia. Ahora, un fiscal pedirá su juicio oral en una de las causas más fuertes en su contra: corrupción en la obra pública a favor de Lázaro Báez.

El fiscal Gerardo Pollicita solicitará en los próximos días que la investigación por el direccionamiento de la obra pública a favor de Báez llegue a esa instancia y se acuse a la ex mandataria de ser "jefa de una asociación ilícita" que defraudó al Estado y no veló por sus intereses.

Según indicó Clarín, todo se encamina hacia un gran juicio oral y público que reúna todas las causas por corrupción en las que la ahora senadora nacional es investigada.

La ex presidenta fue noticia en la semana porque el juez Claudio Bonadio dictó su procesamiento y pidió que sea desaforada por el Senado para poder deternarla, en el marco de la causa por "traición a la Patria", por presuntamente haber aceptado un plan para dar impunidad a funcionarios iraníes a través del Memorándum de Entendimiento en el marco de la causa AMIA.

Cristina ya está acusada por lavado de dinero, asociación ilícita, defraudación al Estado y, ahora, traición a la Patria y encubrimiento agravado.

Hasta ahora sólo la causa por la venta de dólar futuro, fue elevada a juicio oral. En un dictamen que superará las 500 páginas, el fiscal Pollicita pedirá en los próximos días al juez Ercolini que eleve a juicio oral el expediente que inició con la denuncia de Elisa Carrió y que tuvo impulso con la presentación que realizó la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) señalando que Lázaro Báez fue receptor de 52 contratos viales por 46.000 millones de pesos. Esas obras no se concluyeron, se pagaron con sobreprecios que rondaron el 65% de su costo inicial.

Este circuito de contrataciones “irregulares”, según el fiscal, permitió que el patrimonio del "amigo presidencial" creciera -entre 2004 y 2015-, un 12.127%, adquiriendo bienes por 205 millones de dólares. Pero no era la instancia final: los fondos "eran destinados al patrimonio de los ex presidentes".