Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de julio de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Argentina le aclaró a Irán que el Memorándum por la AMIA "no está vigente"
El canciller Faurie respondió la carta iraní y pidió que los acusados de atentar contra la mutual judía en 1994, se presenten ante la Justicia argentina
13 de diciembre de 2017
En medio de una indisimulable tensión diplomática, la Argentina le reclamó a Irán que sus ex funcionarios señalados como responsables del atentado a la AMIA se presenten ante la Justicia.

Lo hizo el canciller argentino, Jorge Faurie, en una carta enviada a su colega de Irán, Mohammad Javad Zarif.

Se trata de una respuesta a la carta iranía recibida el 4 de noviembre último, en la cual Teherán recordaba que el polémico Memorándum de Entendimiento entre la Argentina y su país por la Causa AMIA llegó a ponerse en vigencia e implicaba el levantamiento de las alertas rojas de Interpol que pedían la captura internacional de los ciudadanos persas acusados por la voladura de la mutual judía. Faurie le remarcó a Zarif que el memorándum de Cristina Fernández de Kirchner ya no estaba en vigencia, lo que efectivamente ocurrió tras la asunción de Mauricio Macri en diciembre de 2015.

El canciller argentino le dijo que si se buscaba mejorar la relación con la Argentina, solicitaba la colaboración de Teherán para poner a los ciudadanos iraníes acusados como responsables del atentado terrorista ocurrido el 18 de julio de 1994 causando 85 muertos, a disposición de la justicia nacional. Irán siempre se negó porque rechaza responsabilidad de sus entonces funcionarios en ese ataque.

La respuesta de Faurie se tramitó a través de la embajada de Irán en Buenos Aires, que comanda Mohammad Farhad Koleini, ya que las relaciones bilaterales se encuentran desde los '90 al nivel de encargados de negocios.

El gobierno de Irán había señalado que “inmediatamente después de la firma del memorándum, los entonces ministros de Exteriores de Irán y la Argentina, cumpliendo con el artículo 7 del mismo, remitieron una carta conjunta al secretario General de Interpol refiriéndose al acuerdo alcanzado entre los dos países para colaborar a nivel bilateral (y) solicitaron a Interpol poner fin a las obligaciones de esa institución con respecto a la causa AMIA”.

La carta da por tierra con las argumentaciones de Cristina Kirchner y de su ex canciller Héctor Timerman -la primera con pedido de detención suspendido por sus fueros parlamentarios y el segundo, detenido en su domicilio- para defender su papel en el Memorándum.

Cristina y Timerman siempre negaron que uno de los objetivos del pacto con Irán haya sido el levantamiento de los pedidos de captura internacional de los cinco ciudadanos iraníes -tres de ellos ex funcionarios del régimen de Teherán- acusados por la justicia argentina de participar del atentado.

Ese mismo punto fue la base de la acusación del juez Claudio Bonadio -que pidió el desafuero y la captura de la senadora Kirchner-, dictó la prisión domiciliaria de Timerman y encarceló al ex secretario Legal y Técnico del kirchnerismo, Carlos Zannini, al ex funcionario Luis D’Elía, al ex jefe de Quebracho Fernando Esteche y al operador iraní Jorge Youssuf Khalil.