Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de octubre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Con vallas, buscan impedir que la protesta llegue al Congreso
17 de diciembre de 2017
Un operativo a gran escala, pero esta vez a cargo del Ministerio de Seguridad porteño, buscará evitar que los manifestantes contra la reforma previsional lleguen este lunes hasta las puertas del Congreso de la Nación, donde la sesión para aprobar esa iniciativa arrancará alrededor de las 14:00.
El Congreso de la Nación ya está vallado y habrá cortes en las avenidas aledañas por el operativo de seguridad implementado por la Policía de la Ciudad para garantizar la sesión de la Cámara de Diputados en la que se debatirá la reforma previsional acordada por el Gobierno nacional con los gobernadores.

El operativo quedó en manos de la Ciudad luego de las críticas por la actuación de la Gendarmería Nacional, la semana pasada, en la frustrada sesión por la ley considerada clave por el gobierno del presidente Mauricio Macri.

Aquella vez se suspendió la sesión, a propuesta de una aliada oficialista, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien cuestionó a la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, por la cantidad de efectivos desplegados en las adyacencias del Parlamento. En medio del paro casi seguro convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), entre otras organizaciones sociales y partidos de izquierda para este lunes se prevé que se manifiesten en los alrededores del Congreso militantes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) de los Trabajadores, la CTA Autónoma, la Corriente Federal Sindical, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y Barrios de Pie.

En paralelo y desde temprano, se anuncian cortes en acceso a la Ciudad de parte de grupos piqueteros.

La frustrada sesión del jueves pasado, tomada como una victoria por la oposición pese al quórum reunido por el oficialismo, concluyó fuera del recinto con un saldo de varias decenas de detenidos, nueve policías heridos y 15 automóviles destrozados, además de legisladores de la oposición afectados por el gas pimienta lanzado por las fuerzas de seguridad.

El fin de semana, la Plaza de los dos Congresos fue vallada para evitar la llegada de manifestantes a las puertas de acceso a la Cámara de Diputados de la Nación, que tiene previsto sesionar a partir de las 14:00, igual que la semana pasada.

También fueron cortadas las esquinas de las avenidas Entre Ríos y Belgrano, y Callao y Corrientes, y la avenida Rivadavia hacia el oeste.

Si bien el operativo estará a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, con efectivos de la Policía de la Ciudad, la Gendarmería y la Prefectura Naval colaborarán "de manera subsidiaria", según dijeron fuentes gubernamentales.

En el Gobierno porteño hay "preocupación" por el llamado a hacer disturbios que corrió en las últimas horas en las redes sociales.

Apuntan a "sectores kirchneristas y de izquierda, CTA Capital y grupos anarquistas".