Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de octubre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Hubo 162 heridos (88 policías) y 60 detenidos por la violencia
Así surge del último parte oficial de la Policía de la Ciudad tras una jornada de violencia sin fin en las afueras del Congreso y la 9 de Julio
18 de diciembre de 2017
Los miles de manifestantes identificados con grupos de izquierda y anarquistas que intentaron llegar hoy hasta el Congreso de la Nación para tratrar de frenar la reforma previsional, en un frenesí de violencia pocas veces visto en tiempos democráticos, dejaron 162 heridos, de los cuales 88 fuero policías, y 60 detenidos.

Según reportó Policía de la Ciudad, unas 162 personas debieron recibir asistencia médica. De ese total, fueron 88 los policías heridos. Por otro lado, en el marco del operativo policial en los alrededores del Congreso Nacional y sobre la Avenida 9 de Julio la policía de la Ciudad informó que se registran 60 manifestantes detenidos. Debido a que los incidentes continuaban, en horas de la tarde se sumaron al operativo unos 150 efectivos de la Policía Federal.

Además, un grupo de 500 gendarmes salió del edificio Centinela, en Retiro, rumbo al Congreso. Aguardaban la orden para intervenir.

En medio del tumulto, un grupo de jóvenes logró derribar uno de los vallados, y además utilizaron bombas de estruendo y gomeras que disparaban una lluvia de piedras contra los policías. A partir de allí, la Guardia de Infantería comenzó a avanzar para hacerlos retroceder.

Muchos de los manifestantes violentos tenían las caras tapadas. Una particularidad, que no se vio en anteriores manifestaciones, es que varios llevaban máscaras de gas. Las refriegas se acrecentaron en la plaza, con otra lluvia de piedras contra la Policía, que siguió avanzando hasta reponer las vallas sobre Rivadavia y Rodríguez Peña.

Los violentos formaron barricadas, parapetándose detrás de placas de madera, mientras seguían arrojando todos tipo de objetos a la Policía que, con el correr de los minutos, logró desplazarlos hasta más de la mitad de la plaza, en dirección a avenida de Mayo.

Las refriegas continuaron, toda vez que el grupo logró reamarse y volver a arrojar piedras. La Policía volvió a avanzar con una formación, detrás de la cual avanzaba un camión hidrante y luego la policía motorizada.

En determinado momento, se registró el incendio de un cerco verde, y siguieron los disturbios, que ocasiones varios heridos, según pudo constatar una cronista de Télam en el lugar y también varios detenidos.

La violencia golpeó también a los periodistas: varios de los cronistas que se encontraban trabajando en la zona fueron brutalmente atacados durante la jornada.

Carrió denunció intento de Golpe de Estado
La diputada Elisa Carrió consideró que los violentos incidentes "en términos jurídicos se le llama Estado de hecho, que no es ni más ni menos (que) apartado del derecho. Eso se llama golpe de estado".