Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de septiembre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Canicoba Corral, complicado por los negocios de su esposa
El juez recibió una causa judicial por una supuesta defraudación al Estado contra los ejecutivos de Aeropuertos Argentina 2000
13 de enero de 2018
Ana María Viviana Tejada, esposa del juez Rodolfo Canicoba Corral, ganó millones de pesos con una concesión en los aeropuertos entre 2009 y 2013.

En 2013, el magistrado recibió una causa judicial por una supuesta defraudación al Estado contra los ejecutivos de Aeropuertos Argentina 2000, los mismos que le habían concedido el negocio a Tejada.

La esposa del juez fue accionista de Ipax SA, una sociedad que tenía una concesión en los aeropuertos argentinos para explotar el negocio del envoltorio de valijas.

Cuando Tejada dejó el negocio, el envoltorio de las valijas quedó en manos de Guillermo Scarcella, entonces titular de Aguas Bonaerenses, quien además era un viejo conocido de Canicoba Corral.

El negocio de envolver las valijas con un nylon verde se convirtó en un mercado que aseguraba, en esos años, ganancias mínimas de unos 30 millones de pesos por año.

En en contrato, Ipax debía otorgarle un 26% de la facturación neta a Aeropuertos Argentina 2000. Además, tenía una cláusula que la obligaba a pagar un piso mínimo de 700.000 pesos por mes a la concesionaria de los aeropuertos si la facturación mensual era baja.

En octubre 2013, un mes después de que Tejeda deje el negocio de las valijas, el juez Canicoba Corral recibió una denuncia contra los principales ejecutivos de Aeropuertos Argentina 2000, quienes habían otorgado el negocio a Ipax.

A pesar del pedido de la discalía, el magistrado no aceptó enviar la causa al Fuero Penal Económico, por lo que sobreseyó dos veces a los imputados. La Cámara Federal revocó la decisión en ambas oportunidades y se ordenó que el delito se investigue en el Fuero Penal Económico.