Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de febrero de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno lanza una auditoría sobre sindicatos y va por Moyano
Es en represalia por las protestas lanzadas por el camionero y en medio de sospechas de manejos oscuros con plata de las obras sociales. Máxima tensión con vistas a la marcha del 21-F
13 de febrero de 2018
Como nunca en la historia democrática aargentina, los sindicatos deberán rendir cuentas sobre los millonarios fondos que manejan. Y el primero será el viscoso sindicato de Camioneros, del millonario Hugo Moyano, que buscará hacer una demostración de fuerza el 21 de febrero próximo con lo que se espera será una multitudinaria marcha de protesta contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri.
El Ministerio de Trabajo advirtió al gremio de Camioneros sobre falta de información para avanzar con el análisis de las memorias, balances y movimientos de fondos con la obra social, un eslabón siempre débil en la cadena de transparencia de los sindicatos argentinos.

El Gobierno arrancó con las auditorías en plena pulseada con Moyano y la presión al resto de los dirigentes para dejarlo aislado en la movilización convocada para el miércoles 21.

En esta primera tanda de las auditorías entraron 80 sindicatos, los que estaban en falta con algún requerimiento del Ministerio, con el foco en los enfrentados al Gobierno.

Camioneros todavía no entregó información alguna, informaron fuentes del Ministerio de Trabajo.

El incumplimiento contempla desde sanciones económicas hasta la suspensión y la pérdida de la personería, de acuerdo con la Ley de Asociaciones Sindicales.

Las inspecciones físicas arrancaron el jueves con la combativa Federación de Educadores Bonaerenses, conducida por Mirta Petrocini, con Roberto Baradel una de las dirigentes duras en la paritaria docente.

El análisis incluye memoria y balances contables, cruces de información con la AFIP, chequeos para constatar que los números coincidan con las actividades financieras y operativas de los gremios, listado de afiliados y autoridades. Otra lupa se posa sobre las obras sociales y los giros entre éstas y los sindicatos. La Bancaria, del kirchnerista Sergio Palazzo, fue una de las que ya recibió dos inspecciones en la obra social. Con la estructura actual con seis contadores a cargo de las revisiones, acotada según funcionarios del Gobierno -“porque es algo que nunca se hacía”-, estarán los resultados de las auditorías de entre 20 y 30 gremios por mes.

En los últimos días el Gobierno celebró las decisiones de las organizaciones más fuertes y estratégicas, como las del transporte, de no participar en la marcha convocada por Moyano para el miércoles de la semana próxima.