Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de junio de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Spotify rompió todos los pronósticos en Wall Street
La número uno en música en línea nacida en Suecia alcanzó una cotización bursátil que rozó los U$S 26.500 millones, mucho más de lo esperado
3 de abril de 2018
Rompió todos los pronósticos en el principal mercado mundial: U$S 26.500 millones fue el valor al cierre que logró la sueca Spotify, número uno mundial de la música en línea, tras sus primeros pasos en la bolsa de Nueva York en momentos en que los valores tecnológicos atraviesan una elevada volatilidad.

Incluso, una hora después de empezar a ser transada en Wall Street, su acción cotizaba a 158,05 dólares, una baja de 4,73% en relación al precio de introducción de 165,90 dólares. Ese valor inicial valorizaba a la empresa en 29.500 millones de dólares.

La cotización está por encima del "precio de referencia" de 132 dólares fijado el lunes por la Bolsa de Valores de Nueva York, un valor indicativo que sirve como referencia para el rumbo de ese título que se transa con el símbolo "SPOT".

La valorización de Spotify superaba también la de 20.000 millones de dólares que habían calculado analistas.

"Hasta el momento es un éxito incontestable", dijo Tom Cahill de la firma Ventura Wealth Management.

El arranque de Spotify en el mercado fue inusual: la empresa opto por vender directamente y prescindir de intermediarios.

La cotización directa es un procedimiento simple y más barato para la empresa que, de esa forma, no debe a ninguna entidad. Empero eso torna imprevisible al precio.

Spotify dice tener 71 millones de abonados y 159 millones de usuarios, mucho más que otras plataformas.

"Notoriamente hay más compradores que vendedores de títulos de Spotify", apuntó Cahill.

Pese al auge de la música en línea (streaming), Spotify, que revolucionó al mercado, jamas obtuvo beneficios. No obstante está por encima de sus competidores como Apple Music, que es el número dos y tiene la mitad de abonados de Spotify, y luego están Google Music, Tidal, Deezer o Amazon.

Para Daniel Ek, confundador y CEO de la empresa, la entrada en la bolsa es apenas una etapa.

"Por cierto que estoy orgulloso por lo construido en 10 años. Pero, para mí, es aún más importante que mañana (martes) no sea el día más trascendente para Spotify", escribió el lunes en el sitio del grupo.

Desdeñando otra tradición, los ejecutivos de la empresa no estuvieron presentes en el momento en que los títulos comenzaron a ser transados. Empero el logo de la sociedad ocupaba un buen espacio de Wall Street en medio de las numerosas pantallas de la sala de mercados.

La fachada de la bolsa lucía una gran bandera que en principio era la de Suiza, lo cual fue rápidamente corregido y se izó la bandera de Suecia.

"Spotify jamás ha sido una empresa normal", dijo Ek, de 35 años.

La irrupción de la plataforma en Wall Street ocurre justo cuando los valores tecnológicos muerden el polvo tras el escándalo causado por la divulgaciones de datos de millones de usuarios de Facebook.

El índice Nasdaq, que concentra valores tecnológicos, mejoraba un poco este martes tras haber caído 2,74% el lunes y acumular un repliegue de 10% desde el 12 de marzo.

Al entrar a la bolsa, Spotify se suma a otras tecnológicas como Snap, matriz de Snapchat, o la plataforma de almacenamiento de datos en la web Dropbox.

Esas empresas, al igual que Spotify, jamas tuvieron ganancias pese a que sus volúmenes de negocios son de cientos o, incluso, miles de millones de dólares.

Spotify espera que sus ingresos tengan un alza de entre 20 y 30% en 2018 a entre 4.900 millones de euros y 5.300 millones y que sus pérdidas operacionales se sitúen entre 230 y 330 millones de euros contra los 318 millones de 2017.

No obstante su prioridad a corto plazo es aumentar la cantidad de abonados a un mínimo de 92 millones este año.

El streaming, que sigue rediseñando el paisaje de la industria musical, sigue creciendo y sirve de locomotora para la venta de música. Empero genera críticas de los artistas quienes reclaman un aumento de sus regalías.

Con la mirada puesta en entrar a la bolsa, Spotify llegó a un acuerdo de participación mutua con la china Tencent; lo cual preocupa a algunos analistas que temen por los lazos entre esa firma y el gobierno de Pekín.