Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de septiembre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno ofreció $ 500 adicionales a piqueteros y no hubo acuerdo
4 de julio de 2018
Luego de la reunión en la sede de la avenida 9 de julio, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y los referentes de los movimientos sociales reafirmaron su "vocación por el diálogo" ante la crisis económica y sus efectos, aunque los invitados salieron con un gusto amargo y la amenaza de nuevas protestas si las buenas intenciones no se transforman en "hechos concretos" en las próximas semanas.

"Hay una coyuntura que se ha agravado en todos los merenderos y comederos. Le dijimos que tenemos necesidades urgentes, y lo que nos ofrecieron es insuficiente", afirmó al diario La Nación Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), al término de la reunión, de la que participaron también las organizaciones como Barrios de Pie y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL). También fue de la partida el obispo de Merlo-Moreno, Fernando Maletti, cercano a los movimientos sociales.

"Les planteamos un panorama, nos ofrecieron un aumento escalonado de $500 en planes de empleo, no es serio", agregó Marianela Navarro, del FOL, que fue más allá. "La semana que viene vamos a ir a la puerta de los supermercados", amenazó la dirigente. Una advertencia similar había formulado el líder de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, días atrás. Menéndez, en tanto, calificó la oferta como "aumento acotado".

Desde el Gobierno, en cambio, la visión de lo ocurrido fue otra. "Fue una buena reunión, de un diálogo que nunca se cortó", afirmaron cerca de Stanley. Cerca de la ministra confirmaron que el bono de $3000, mencionado por algunos medios "nunca estuvo en los planes" del ministerio. Y aclararon que el aumento de $500 en los planes sociales se daría en dos cuotas, a partir del mes próximo. La ayuda alcanzaría únicamente al medio millón de personas que reciben ese auxilio y excluiría a los beneficiarios de la asignación universal por hijo (8 millones de personas, aproximadamente).

Enfatizaron, al igual que Alderete, en que este es sólo el primer paso, y que la semana que viene seguirán "conversando" para evitar que las amenazas de protestas en la calle se transformen en realidad en los próximos días.

"Entendemos que tengan que ser más duros ante los medios, lo hacen también para calmar los reclamos de su propia gente", opinaron desde el ministerio cuando los consultaron por el rechazo de las organizaciones sociales.