Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de octubre de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Expensas: las próximas medidas para bajar los costos
Como parte de un plan de 14 pasos que permitiría ahorrar hasta $ 98 mil por año, quieren espaciar los chequeos de ascensores y tanques de agua
26 de julio de 2018
Desde esta semana, los edificios porteños ya no están obligados a hacer fumigaciones todos los meses, y los consorcios podrán decidir en asamblea cada cuánto hacerlo. Es la tercera medida vigente de un plan de 14 pasos que lanzó el Gobierno porteño para abaratar las expensas, uno de los gastos de la vida cotidiana que más subió en los últimos años para los porteños. Tanto que el 30% de los departamentos de la Ciudad tienen deudas.

El control de plagas menos frecuente supondrá, según la Ciudad, un ahorro promedio de $ 20.000 por año para un edificio tipo de 20 departamentos. Las otras medidas ya implementadas fueron la eliminación del certificado de "edificio seguro" y del libro de datos periódicos, dos obligaciones burocráticas que se superponían con otros controles y que supondrán un ahorro de unos $ 13.000 anuales entre ambas.

Las próximas medidas serán las siguientes:

El Ejecutivo ya envió a la Legislatura un proyecto para cambiar la forma de controlar los tanques de agua. Hoy se deben vaciar cada seis meses, la idea es pasar a un sistema por el cual primero se haga un estudio de la calidad del agua que defina si es necesario o no cambiarla. Además del desperdicio de agua, el consorcio se ahorraría cerca de $ 13.000 anuales. Esta modificación a la norma sería sancionada en los próximos meses.

Otra medida que se aplicará en las próximas semanas es la posibilidad para los consorcios de abrir una cuenta corriente gratuita en el Banco Ciudad, para los movimientos económicos de la administración. Hoy, deben pagar cerca de $ 7.200 anuales por el servicio bancario.

También se eliminará la obligación de revisar todos los matafuegos del edificio cada tres meses. Como hay que instalar uno cada 200 metros, en la Ciudad calculan que el ahorro anual será de unos $ 4.000. Sí se mantendrá la obligatoriedad de cambiar los equipos una vez por año.

Una vez en marcha estos cambios, avanzarán con otras modificaciones:

Uno de los principales será la modificación del Código de Edificación de la Ciudad, que entre sus muchos cambios incluye la eliminación de la obligatoriedad para los futuros edificios de construir una vivienda para los encargados. Hoy es una condición para las construcciones de más de 15 departamentos. Así, los consorcios podrán no tener un empleado fijo ni pagarle los servicios, como sucede hoy.

También se apuntará a reducir uno de los costos más altos: el control de ascensores, que hoy representa unos $ 25.000 anuales. Seguirá siendo obligatorio, pero el chequeo ya no tendrá que hacerse todos los meses sino de acuerdo a la antigüedad y las características de cada elevador.

Además, habrá menos exigencias con los controles de las calderas, las fachadas y otras instalaciones comunes.

De acuerdo a la estimación del Gobierno porteño, con todos estos cambios un edificio tipo de 20 departamentos se ahorraría $ 98.000 al año, lo que equivaldría al pago de un mes de expensas para cada departamento.