Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
13 de diciembre de 2018
Seguinos en
Aborto: el voto de los senadores en una sesión histórica
Mientras en la calle miles de mujeres se pronunciaban bajo el frío y la lluvia, el proyecto de interrupción del embarazo se frenó en la Cámara alta. Los principales discurso de senadores
9 de agosto de 2018
En medio de mareas verdes (pro aborto) y celestes (contrarias al proyecto) que movilizó a millones de personas en todo el país, el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que tenía media sanción de Diputados fue rechazado por la Cámara Alta tras un debate de casi 17 horas.

En las afueras del Congreso festejaban los pocos “celestes” que quedaban al momento de la votación, cerca de las 3:00.

El resultado fue el previsto, 38 votos en contra y 31 a favor. Hubo una ausente por licencia por embarazo, Eugenia Catalfamo, y dos abstenciones.

Entre las "perlitas" del debate, la vicepresidenta Gabriela Michetti, fuera de micrófono, llamó “pelotudo” al presidente del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, que le pedía ser flexible con los tiempos de las exposiciones.

El salteño Rodolfo Urtubey debió aclarar sus dichos sobre los abortos realizados en caso de violación luego de que la mendocina Anabel Fernández Sagasti los calificara como una "bestialidad de la época de las cavernas".
Hubo discursos vehementes como los de Beatriz Mirkin, Pino Solanas y Miguel Pichetto. Otros fueron más emotivos como el de Gladys González, que llegó hasta las lágrimas.

Con el rechazo, el proyecto no podrá volver a ser tratado en este año parlamentario, aunque los promotores de la ley se ufanan de haber instalado el debate en la sociedad y, probablemente, forme parte de la agenda de la campaña electoral de 2019.

Algunos fragmentos de los discursos:
Luis Naidenoff

UCR - Formosa (a favor)

"Este fracaso del modelo punitivo profundizó la clandestinidad. Aquí vienen las dos miradas: yo estoy convencido que la clandestinidad viene de la mano de un negocio y que el negocio tiene la marca del dinero y el sello de la desigualdad. Están las mujeres que cuentan con recursos y están las otras, las que parecen que no interesan, que no tienen valor, y que en la soledad toman la peor de las decisiones. Terminan internadas, algunas tienen la suerte de salvar sus vidas, otras no".

"No hay nada más indigno que valorar lo clandestino, que mirar a los costados cuando alguien se interna y no hacemos absolutamente nada".

"Hay dos caminos de arranque: o miramos a los costados con excusas jurídicas, filosóficas, morales y éticas, para que nada cambie, o asumimos que estamos ante un grave problema de salud pública".

"Los que acompañamos la media sanción de Diputados con las modificaciones que se generaron estamos convencidos que el Estado debe hacerse cargo de este problema de salud pública. Mirar a los costados es lo que va a pasar hoy al final del camino".

"Es sólo cuestión de tiempo para que desde la política tengmaos la valentía de entender que un Estado laico siempre es más potente que una visión individual".

Silvia Elías de Pérez

UCR - Tucumán (en contra)

"Soy de las que creen en el derecho a la vida. Y que no buscan atajos. Que todos los argentinos nazcan y sean plenos".

"Duele que quieran plasmar una nueva forma de discriminación, por deseada y no deseada. Y a esta última quitarle los derechos, hasta el derecho a la vida".

"Una mujer que tiene un embarazo no deseado debe ser asistida con todas las alternativas posibles, que no pongan en riesgo su vida ni la de su hijo. Necesita de un Estado presente".

"Realmente, legalizar el aborto es admitir lisa y llanamente el fracaso del Estado. Es desentenderse de trabajar para prevenir embarazos adolescentes y para acompañar a la mujer en el embarazo, que el niño tenga salud".

Miguel Ángel Pichetto

PJ - Río Negro (a favor)

"Los números están cantados, nadie los ignora. El No seguramente gana esta noche, pero el futuro no les pertenece. Más temprano que tarde, en un día más luminoso, las mujeres van a tener la posibilidad de salir de la brutalidad del Estado de la penalización sobre la base de un hecho dramático".

"Votamos por la ampliación de derechos y hemos votado el matrimonio igualitario, que es una instancia superadora, superior a la interrupción del embarazo, que debería haber sido previo incluso. Este tema se nos pasó, debemos hacer una autocrítica".

"Esto no la abordamos antes, lamentablemente. Hubiera sido muy importante, completado un círculo, en el gobierno anterior se dieron".

Cristina Kirchner

Unidad Ciudadana - Buenos Aires (a favor)

"Como legisladores asumimos posiciones que rompen un poco el statu quo. Nunca es gratis oponerse o trabajar contra el statu quo. La primera cuestión va a ser caracterizar sobre qué estamos hablando porque siempre he votado por la vida y he gobernado por y para la vida".

"No es fácil abordar un tema de esta naturaleza. Pero sí es obligación hacerlo a más allá de nuestras creencias y convicciones, todas respetables. Porque esto es lo más grave de esta noche: se puede estar de acuerdo o no, se puede proponer una modificación, pero estamos rechazando un proyecto sin proponer nada alternativo".

"Si tuviera la certeza de que votando negativamente o rechazando la media sanción de Diputados no hay más abortos en Argentina, no tendría ninguna duda en levantar la mano (sic). El tema es que acá se va a rechazar la media sanción y van a seguir produciéndose los abortos en la Argentina".

"Algunos dicen que fue mi hija la que me hizo cambiar de opinión. No. La verdad, señores legisladores y legisladoras, me abrió la cabeza a abordar la cuestión feminista desde un lugar diferente. Tuve la suerte de formar parte de una generación formateada en aquellos años 60 y 70, donde surgía la pastilla anticonceptiva, Woodstock, la revolución cubana. No teníamos esta cuestión de género. Fue una ráfaga en el mundo, después hubo retrocesos. Pero lo cierto es que en esa generación, que luego iba a ser aniquilada, no había distinción entre hombres y mujeres. Y tuve la suerte de estar casada con un hombre que me consideraba su par".

"Si quieren saber quiénes me hicieron cambiar de opinión fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a las calles. Verlas abordar la cuestión femenina, criticar pero también describir la realidad de una sociedad patriarcal, nos debe colocar a todos en un lugar distinto".

"Vamos a tener que agregarle el feminismo a lo nacional y popular. Nacional, popular, democrático y feminista".

"No digamos esa palabra (aborto), como Martin Luther King pidió no hablar de lo negro. Hablemos de interrupción voluntaria del embarazo".

"Dentro de 15 años, tendré 80 años. Mis nietas... Helenita estará en quinto año y María Emilia en cuarto año. Y la verdad que para cuando eso pase esto va a estar sancionado. La verdad que pensaba que sus compañeras en el colegio le iban a preguntar: '¿Che, tu abuela cuando era senadora?'. No quiero ocupar el lugar que cuando los jóvenes se acuerden de mí, se acuerden de la manera que muchas veces se refieren a aquellos que nunca entienden lo que pasa”.

María Magdalena Odarda

Frente Progresista - Río Negro (a favor)

"No nos arrepintamos de ser valientes. Hoy tenemos la gran oportunidad de habilitar la política de salud pública de mayor impacto para las mujeres más humildes. No pierdo la esperanza de que ustedes, senadores que dijeron que van a votar en contra, reflexionen viendo a esa gente que está en las calles y que nos están mirando".

"Lamentablemente, hoy vamos a hacer caer una ley que reconoce un derecho fundamental para las mujeres argentinas. Aquí se ha olvidado de reconocer a una mujer que, desde la Corte Suprema de Justicia, nos decía que dictemos por fin una ley que reglamentara la interrupción voluntaria del embarazo. Carmen Argibay nos decía que nos teníamos que rebelar con respecto a leyes que provenían de una civilización que provenía de hombres".

"Los números de la vergüenza: desde 3030 mujeres muertas por abortos clandestinos, sin contar aquellas que abortaron y que felizmente no sufrieron ningún daño, y sin contar los subregistros. 3.000 niñas menores son madres cada año. Ocho de cada 10 de ellas no querían quedar embarazadas. La mayoría, señora Presidenta, quedaron embarazadas por violaciones".

"Estamos en un Estado laico. Significa estar en un Estado en el que claramente se separa el ámbito político y social de la Iglesia. ¿Quién marca el límite? La ley. No se está en contra de la religión: se asegura la libertad de cultos, pero en un Estado laico los legisladores tienen que hacer acciones para todos los ciudadanos".

"Hoy tenemos una legalización parcial. Por eso estamos hablando de una ampliación de derechos. Con esta ley también se va a garantizar que ninguna mujer se vea forzada a interrumpir su embarazo, porque su consenso debe ser explícito. No habrá más ni menos abortos, pero habrá menos mujeres muertas".

Pino Solanas

Proyecto Sur - CABA (a favor)

"Mientras nosotros discutimos sobre la validez una interpretación de la Constitución Nacional o distintas normas hay miles de mujeres que no tienen otra opción que el aborto clandestino porque ninguna ley represiva pudo a lo largo de la historia impedir los abortos. Acabemos con la hipocresía de una clase dirigente que sabiendo que las más pudientes podían acudir a los abortos seguros, las menos pudientes estaban condenadas a la infección o a la muerte".

"¿Cómo es posible que acá exista una mayoría que cree que le puede imponer a la mitad o más de la mitad de las mujeres argentinas su mirada y su concepción del mundo?".

"Tildar de genocidas, irresponsables, asesinos a quienes decimos que hay que legalizar la interrupción es un atropello que este cuerpo debe repudiarlo. Porque si somos genocidas, son genocidas los principales países democráticos de la tierra, los que aplican de manera más rigurosa los derechos humanos y sociales".

"¿Quiénes se oponen a esto? Los sectores más reaccionarios y ultraconservadores, los de siempre, porque en todas las luchas por la ampliación de derechos de las mujeres y de los derechos humanos y sociales, fueron las mismas fuerzas. Que se opusieron al matrimonio igualitario, al divorcio y otros derechos que se conquistaron".

"Que nadie se deje llevar por la cultura de la derrota. ¡Bravo, chicas!. Ustedes han levantado alto el honor y la dignidad de las mujeres argentinas. Esta noche tiene un pequeño descanso, pero en poquitas semanas, todas de vuelta de pie, porque si no sale hoy, el año que viene vamos a insistir. Será ley, habrá ley contra viento y marea".

Ángel Rozas

UCR - Chaco (en contra)

"Hubiera sido muy bueno escuchar la opinión de la gente. No nos obligaba luego a dictaminar en consecuencia de acuerdo a los resultados pero íbamos a tener una referencia. Afuera hay dos sectores y nadie puede desconocer que la sociedad argentina está partida en dos".

"No hemos conseguido los consensos necesarios para una ley tan trascendente y tan importante como ésta. Una ley que no consigue los consensos en números significativos es una ley que le falta reflexión, madurez, profundidad".

Este tema va a evolucionar, lo han dicho senadores que piensan de una forma y de la otra. Esto va a ocurrir hacia adelante pero se necesitan los procesos de maduración.

Cuando la gente para descalificarnos nos dicen que somos como arcaicos, retrógrados, que no vemos la evolución, el futuro, los jóvenes... sí veo todo eso, no soy miope y sé cómo va a evolucionar la sociedad. Pero será cuando ese proceso de maduración se dé en la sociedad argentina.

Entiendo que en estas circunstancias ha ido avanzando el debate y se han puesto en confrontación dos derechos humanos fundamentales: el derecho a la vida en gestación y el derecho que tiene la mujer a disponer libremente de su cuerpo.

Démonos tiempo, los argentinos estamos acostumbrados a la magia, que no termina siendo otra cosa que magia. Qué bueno hubiera sido que se hubiera aprobado nuestro proyecto de consulta popular dándole un año para que se produzca un debate social en profundidad.

"De distintas bancadas, hay gente que uno dice: 'Es imposible que se ponga de acuerdo'. ¡Y están de acuerdo en esto! Imagínese que yo coincido con lo dicho por Pinedo... Con su exposición coincidimos en lo que se refiere al estado de derecho, que es el respeto por la Constitución y las leyes".

"La Constitución en el artículo 75, inciso 22, habla de los tratados internacionales, de jerarquía constitucional. Y ahí está el Pacto de San José de Costa Rica, que dice taxativamente que la vida debe ser entendida desde su concepción. La Constitución, los tratados internacionales, el Pacto, los Derechos del Niño, todos defienden la vida".

"La mujer, el hombre y el niño por nacer son iguales en el derecho. El niño está en una situación de indefensión y el Estado debe protegerlo".

"En el drama de la mujer, hay que ser contemplativo, no penalizarla. Pero de ahí a libre, gratuito, obligatorio y dale que va, ¡no!".

Federico Pinedo

Cambiemos - Ciudad de Buenos Aires (en contra)

"¡Este proyecto tiene mucho consenso? Tiene media sanción en Diputados porque dos personas que iban a votar en contra al final votaron a favor. El proyecto no tiene consenso. No debería ser razonable querer imponerlo como parte del pacto de convivencia en paz".

"En convivencia en paz no se le puede negar la existencia al otro. No se le puede decir, a alguien que tiene vida, que no tiene vida. No se le puede decir, a alguien que es humano, que no es humano".

"Pueden no estar de acuerdo con la Constitución, pero no digan que la manera de proteger al niño es eliminar la vida del niño. Y el Código Civil dice que el niño es persona humana desde la concepción".

"No se dice que no se puede despenalizar el aborto en ciertas circunstancias. Lo que se dice es que no se puede privar de la vida de forma arbitraria. Cuando se habla de la semana 12, es una decisión arbitraria. Hay que ver las causales de la despenalización del aborto, pero no se puede privar arbitrariamente de la vida a un niño por nacer".

"Ante posturas tan extremas, no hemos podido llegar a un acuerdo. Votemos lo posible, pero no acá no fuimos a lo posible, a lo que el otro puede tolerar. Mi propuesta es que nos sentemos de buena fe a ver qué avances podemos hacer en política pública para defender derechos e intereses de las mujeres y los derechos del niño por nacer".