Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
10 de diciembre de 2018
Seguinos en
La producción automotriz sucumbió también a la recesión: cayó 20,6%
En septiembre sufrió la baja más alta del año por el fuerte descenso de la actividad económica
4 de octubre de 2018
La recesión que atraviesa la Argentina pegó de lleno también en la producción automotriz, que en septiembre sufrió una fuerte caída del 20,6% con relación a igual período de 2017.

Fue la peor baja del año, y las ventas mayoristas se desplomaron más del 44% en la misma comparación. Según ADEFA, la cámara que reúne a las terminales locales, en septiembre, la producción nacional de vehículos fue de 37.267 unidades, un 24,5% menos respecto de agosto anterior y 20,6% por debajo del desempeño del mismo mes del año pasado.

Entre enero y septiembre, el acumulado de producción fue de 370.707 unidades, es decir un 5,6% más respecto de los 351.046 vehículos que se fabricaron en el mismo período del año anterior.

El sector exportó 23.336 vehículos, es decir, un 16,9% menos respecto de agosto, y registró un crecimiento de 13,5% respecto del volumen de septiembre de 2017.

En el acumulado de los primeros nueve meses, el sector exportó 198.337 vehículos, lo que arrojó un crecimiento de 31,3% respecto de las 151.087 unidades que se enviaron a diversos mercados en el mismo período del año pasado.

En ventas mayoristas, el sector comercializó a la red de concesionarios 42.628 unidades, volumen que se ubicó 18,4% por debajo del registro del mes anterior, y 44,1% menos en su comparación con el desempeño de septiembre del año pasado.

Con un total de 563.096 vehículos comercializados entre enero y septiembre, el sector registró una baja interanual de 12,1% en lo que respecta a ventas totales.

El titular de ADEFA, Luis Fernando Peláez Gamboa, atribuyó el fuerte impacto que registra el mercado doméstico a la corrección macroeconómica.

Al respecto, destacó la importancia de lograr en el menor plazo posible la estabilidad de las principales variables macroeconómicas con el objetivo de volver a condiciones de mercado previsibles.

Indicó que a nivel industrial, la aplicación de la baja de los reintegros a Brasil sumado a la implementación de los derechos de exportación han tenido un fuerte impacto en la competitividad del sector.

No obstante, consideró que "estamos trabajando en conjunto con las autoridades para hallar el camino que permita compensar la implementación de estas medidas teniendo en cuenta que el sector exporta el 60% de lo que produce".