Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
13 de noviembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El 'Gordito' guerrero que hizo historia en el boxeo de elite
Mientras todos se burlaban por su exceso de peso, Andy Ruiz Jr. derrotó al campeón invicto de los pesos pesados Anthony Joshua en una arremetida demoledora a pura piña
2 de junio de 2019
En una de las noches más sorprendentes de la historia del boxeo, el estadounidense de ascendencia mexicana Andy Ruiz Jr. venció contra todo pronóstico al hasta entonces campeón invicto de los pesos pesados Anthony Joshua, por nocaut técnico en el Madison Square Garden de Nueva York.

Casi nadie conocía a Ruiz, quien -a pesar de un récord interesante, con apenas una derrota, y un par de títulos intercontinentales- ni siquiera era el rival original de la pelea y nunca había pisado el Madison Squard Garden.

Es que en un primer momento, Joshua iba a pelear con Jarrell Miller, pero un resultado positivo en un control antidóping dejó fuera del ring al estadounidense hace dos meses. Tras besar la lona en el tercer round, Ruiz Jr., quien se hace llamar "El destructor", derribó en cuatro ocasiones al británico y el juez detuvo la pelea en el séptimo asalto, convirtiendo al hombre que lleva tatuada la frase en el nuevo campeón de los pesados por la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

"Quiero dar las gracias a Dios por darme esta victoria que parecía imposible. Me siento tan bien... Por esto he estado soñando y he trabajado tan duro. No me puedo creer que haya hecho mis sueños realidad. El cielo es el límite", dijo el vencedor tras la pelea.

"Acabo de hacer historia para México", gritó el campeón, exultante.

Se convirtió en el primer mexicano-estadounidense en ser campeón del mundo de los categoría.

"Quiero felicitar a Ruiz Jr. Mucho, mucho respeto Andy. Gracias América, gracias a todos. Siento haber decepcionado a mis aficionados pero mucho respeto y disfruta este momento", señaló por su parte Joshua, que perdió la primera pelea de su carrera.

"No es una excusa pero definitivamente sí, lo he infravalorado", añadió.

El británico, el mejor púgil del mundo hasta este sábado, se quedó con un récord de 22 victorias (21 por KO) y una derrota mientras el norteamericano amplió su balance a 33-1, con 22 nocauts.

Ambos podrían protagonizar ahora una revancha a finales de año en Reino Unido, según señaló el promotor Eddie Hearn al acabar el combate.

"He querido demostrar a todos los que dudaban de mí y pensaban que me iban a derribar desde el principio que estaban equivocados. Es increíble", declaró en conferencia de prensa. A pesar de que las apuestas daban como gran favorito a su oponente, Ruiz controló la pelea en los dos primeros asaltos, conectando poderosos jabs y contraatacando en cuanto podía.

Pero todo pareció definirse en el tercer round: Joshua dio muestra de su poder derribando a su rival con un potente golpe en la testa y, cuando todo el público esperaba que acabara con él, Ruiz Jr. se rehizo y tumbó a su vez al británico, que no parecía entender lo que estaba pasando.

Tras levantarse, y luego de unos segundos donde el público celebró el momento único que estaba viviendo, el local devolvió a la lona a Joshua para la sorpresa generalizada del mundo entero. Éste nunca pareció recuperarse.

Sin embargo, el nacido en Watford consiguió mantenerse en pie y fue recuperando terreno en el cuarto, el quinto y el sexto asaltos, manteniendo la distancia, conectando buenos golpes y volviendo a ser el favorito tras unos momentos de pánico.

Pero Ruiz Jr. quería entrar en la historia. "Por México", como había repetido antes del combate. Y, en el séptimo, lo demostró dos veces, obligando al árbitro a detener la pelea.