Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un "soldado volador", estrella en desfile por Independencia de Francia
El presidente Macron buscó mostrar el poderío armamentístico francés, pero apenas terminó el acto hubo fuertes protestas, 180 detenidos y violencia en las calles parisinas
15 de julio de 2019
Buscó ser una fiesta pero terminó con violencia.
Enfrentamientos entre policías y manifestantes en los parisinos Campos Elíseos empañaron la fiesta del 14 de julio en Francia luego de que el presidente francés Emmanuel Macron encabezó un desfile bajo el signo de la cooperación militar europea, en el cual sobresalió el "soldado volador". Tras el desfile, decenas de manifestantes, que decían ser integrantes del movimiento de los "chalecos amarillos", pero que no llevaban su habitual chaquetilla fosforescente, intentaron levantar obstáculos y quemaron basura sobre la turística avenida parisina.

Los agentes antimotines trataron de dispersar con gases lacrimógenos a los manifestantes, algunos de los cuales llevaban los rostros cubiertos con pañuelos, máscaras o capuchas.

Un total de 180 personas fueron detenidas al margen del desfile militar, antes de estos incidentes, anunció a la AFP la Prefectura de policía.

Es la primera vez que los "chalecos amarillos" se manifestaron en los Campos Elíseos desde el 16 de marzo, cuando se registró un nuevo auge de violencia de este movimiento social de protesta iniciado en noviembre a raíz de un proyecto para aumentar el precio de los combustibles.

En la apertura del desfile, al bajar los Campos Elíseos a bordo de un vehículo militar abierto junto a su jefe de Estado Mayor, Macron, que encabezó por tercer año la fiesta nacional desde su elección en mayo de 2017, recibió silbidos de los "chalecos amarillos" mezclados en la multitud, mientas que otros espectadores aplaudían.

Macron y sus invitados europeos presenciaron el desfile desde una tribuna, en la plaza de la Concordia, en uno de los extremos de los Campos Elíseos. "Nunca, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Europa había sido tan necesaria. La construcción de una Europa de la defensa, vinculada con la Alianza Atlántica, de la que celebramos los 70 años, es para Francia una prioridad" y "constituye el hito de este desfile", sostuvo el presidente francés.

Frente al Brexit y a unas relaciones transatlánticas un tanto debilitadas durante la era Donald Trump, Macron ha hecho de la Europa de la defensa uno de sus temas predilectos, al considerar que para el Viejo Continente es crucial incrementar su autonomía estratégica, complementaria a la OTAN.

Además de la canciller alemana Angela Merkel -que apareció en buena forma tras varias crisis de temblores-, asistieron entre otros el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

La primera ministra británica, Theresa May, a la que le quedan unos diez días en el cargo tras presentar su dimisión, estuvo representada por el viceprimer ministro, David Lidington.

Los nueve países que participan junto a Francia en la Iniciativa Europea de Intervención (IEI), impulsada por Macron, estuvieron representados en el desfile a nivel de jefes de Estado, de Gobierno o ministro de Defensa.

"Es ese un bello símbolo de la Europa de la Defensa que queremos construir (...). Es una prioridad de mi mandato", había indicado Macron en un discurso ante la comunidad militar.

"Es un gran gesto para una política de defensa europea", aseguró Merkel, al concluir la ceremonia. "Estamos honrados por la participación alemana, es un símbolo de la fuerte cooperación franco-alemana" agregó.

Demostración futurista El desfile aéreo incluyó un avión de transporte A400M alemán y un C130 español. También participaron dos helicópteros Chinook británicos.

La fiesta nacional sirvió para destacar la innovación en la defensa, otra de las prioridades del presidente francés.

En el desfile se exhibieron robots y drones que utilizan las fuerzas armadas.

Pero el plato fuerte del acto consistió en una demostración futurista de Flyboard Air, una plataforma que permite planear con cinco turboreactores, inventada por el francés Franky Zapata, que pilotó su aparato a varias decenas de metros del suelo, como un "soldado volador".

El desfile se cerró con un grupo de militares heridos del ejército francés, actualmente implicado en múltiples operaciones exteriores, de Oriente Medio al Sahel.

También se presentaron algunos de los materiales nuevos previstos en una ley destinada a aumentar el presupuesto para los ejércitos, como el vehículo blindado Griffon, sucesor del emblemático VAB, del que el ejército de tierra recibió varios ejemplares.

Unos 4.300 militares, 196 vehículos, 237 caballos, 69 aviones y 39 helicópteros fueron movilizados para el desfile.