Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Moyano: "Los periodistas han hecho daño y tienen que pagarla"
El jefe de Camioneros reclamó "revisar" la tarea que tuvo la prensa durante el gobierno de Macri. Por ahora Alberto Fernández no lo convocó a una runión
5 de noviembre de 2019
El jefe de Camioneros, Hugo Moyano, investigado judicialmente en varias causas, aseguró que los periodistas hicieron "mucho daño" y "tienen que pagarla".
Dijo que los periodistas “tienen que darse cuenta de los malos momentos que han hecho pasar a la gente, mintiendo, inventando cosas. Y como cualquier hijo de vecino, tienen que pagarla, porque ellos también son parte de la sociedad y tienen mucha responsabilidad en su tarea, no pueden usarla para perjudicar a la gente”.
Exigió “revisar la tarea que hicieron algunos periodistas y medios” durante el gobierno de Mauricio Macri.
Moyano, quien estaría molesto porque Alberto Fernández aún no lo convocó a una reunión, dijo que "empieza una nueva etapa con los medios y la Justicia".
En sintonía con el planteo de algunos referentes del kirchnerismo, que proponen crear una “Conadep del periodismo”, el ex jefe de la CGT sostuvo que "no puede ser gratis que los periodistas digan lo que se les antoje y no pase nada”. Sus declaraciones fueron en el transcurso de una entrevista con El Destape Radio, donde sostuvo que “empieza una nueva etapa con los medios y la Justicia”.

El planteo de Moyano remite a una “Conadep del periodismo”, concepto surgido del humorista K Dady Brieva, que fue rápidamente apoyado por el escritor Mempo Giardinelli y otros referentes kirchneristas.

La idea luego se reavivó cuando la entonces candidata a vicejefa de Gobierno porteño, Gisella Marziotta, apoyó la iniciativa, aunque luego dijo que contestó “distraída”.

Pero las declaraciones de Moyano vuelven a poner al periodismo entre uno de los sectores apuntados para “ser investigados”, según plantean algunos sectores radicalizados alineados con Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

La Cámara Federal porteña ya desestimó hace dos meses un recurso de Moyano, quien pretendía investigar a los periodistas Alfredo Leuco, Luis Majul, Alejandro Fantino y Gustavo Grabia, a quienes acusó de integrar junto a “organismos de seguridad e inteligencia” una supuesta organización “delictiva” que buscaba desprestigiarlo a través de las causas judiciales en las que el sindicalista está involucrado. La Justicia aludió a la prioridad de la “libertad de expresión” y el secreto profesional periodístico y se opuso a la “criminalización” del trabajo de los periodistas.

Moyano es investigado por la Justicia en varias causas. Una es por lavado de dinero de OCA con un grupo de empresas vinculadas a él y a su hijo Hugo.

También por la supuesta participación de ambos en una asociación ilícita en el Club Independiente, donde Hugo es su presidente. Y por el desvío de fondos de Camioneros a empresas vinculadas con su familia, entre otras causas judiciales.

Moyano viene mostrando cierta autonomía política luego del plantón que le hizo al presidente electo la semana pasada en la provincia de Tucumán, adonde lo habían invitado junto a otros dirigentes gremiales que apoyaron al Frente de Todos, para el acto de reasunción del gobernador Juan Manzur.

Es que el líder de Camioneros reclama que Alberto Fernández aporte “una solución” para el problema que atraviesa el correo OCA, que está en quiebra desde abril pasado -con continuidad operativa- y le debe más de $8.600 millones a la AFIP.

OCA es el mayor correo privado del país y tiene 6.800 empleados directos, de los cuales 6.000 están afiliados a Camioneros.

Es la empresa con mayor cantidad de afiliados al gremio de Moyano, organización que pagó parte del sueldo de sus empleados durante varios meses de 2016, período en el que Moyano en persona tomó el control de la compañía por la fuerza.

Pero OCA está en quiebra y nadie garantiza que pueda seguir en operaciones, si no encuentra pronto un comprador, ya que pierde más de $ 100 millones mensuales y sus clientes le dan cada vez menos trabajo para realizar.