Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
9 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Suben 6% las naftas y la Premium ya cuesta $61,54
El nuevo golpe al bolsillo promete recalentar la inflación de diciembre y llevarla a la zona del 60% cuando cierre un año para el olvido que disparó la pobreza a niveles del 40%. Décima alza del año
1 de diciembre de 2019
Casi como una despedida para el gobierno de Mauricio Macri, las petroleras aplicaron hoy un aumento promedio del 6% en los combustibles, luego de que la semana pasada el gobierno actualizara los montos de impuestos para este sector.

En las estaciones YPF el aumento de las naftas y gasoil fueron del 6,3 por ciento, mientrsa Axion ajustó 6% y Shell 6,3%.

La nueva alza se explica principalmente por recuperación de precio de crudo y biocombustibles a productores locales y suba de impuestos. Pero los aumentos tienen el mismo porcentual en todo el país", indicó la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha).

En YPF el litro de nafta súper pasó a $53,34, la premium $61,54, el diesel $49,94 y el diesel premium $58,44.

Shell tiene desde este domingo a $53,99 el litro de nafta súper, $62,39 el de premium, $51,99 el diesel y $59,39 el premium.

En el año, los precios de las naftas y el gasoil subieron 43% promedio.

El Gobierno había actualizado este viernes los montos del impuesto a los combustibles, con vigencia desde este domingo, por medio de un decreto publicado en el Boletín Oficial.

Adoptó la medida luego de mantenerla postergada en los últimos meses, a raíz del proceso electoral.

Se trata de la actualización impositiva a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, que iba a impactar en poco más del 2% sobre los precios al consumidor, mientras que el resto fue decisión de las petroleras, con la venia del Gobierno, sumar la actualización.

A mediados de noviembre, las petroleras habían subido los precios un 5% en promedio, tras el fin del congelamiento por 90 días que el Gobierno había establecido tras la derrota sufrida en las elecciones PASO, con el objetivo de intentar revertir ese revés en las generales de octubre, lo que finalmente no ocurrió.