Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
9 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Terrorista del Puente de Londres debía estar preso
Radicalizado por un dirigente muy cercano a Bin Laden, el atacante que mató a dos personas y provocó heridas a otras diez, había sido dejado en libertad condicional mucho antes de cumplir su pena
1 de diciembre de 2019
Usman Khan, el terrorista de 28 años de Al Qaeda que el viernes mató a cuchilladas a dos personas y dejó heridas a otras diez, antes de se acribillado en el Puente de Londres, en realidad debía estar en la cárcel.
Prisioneros, rugbiers y policías lograron contenerlo en el puente, donde fue liquidado por la policía cuando buscó reincorporarse para seguir atacando con furia.

Había sido liberado de la cárcel con tobillera electrónica y no hizo más daño porque varias personas se abalanzaron sobre él como en un scrum de rugby.

En videos dramáticos tomados por la gente que pasaba por el lugar con celulares, se ve cómo en un momento la policía decide que todos se retiren de alrededor del terrorista, quien es acribillado al intentar reincorporarse para continuar los ataques.
El atacante era un británico de origen paquistaní, que estudió Islam con Anjem Choudary, el imán radical y mejor amigo de Bin Laden, el autor intelectual del ataque a las Torres Gemelas en el 2001.

Fue controlado en la vereda del London Bridge por prisioneros que estaban en la cárcel y tenían un permiso para asistir a un seminario de la Universidad de Cambridge en Fishmonger Hall, por dos guias de turismo, que eran rugbiers y abandonaron a los turistas en el puente, y por un policía de civil, a quien que se ve con el cuchillo en la mano en las fotografías, vestido de traje.

Khan estaba participando durante la mañana del viernes en una conferencia organizada por el Instituto de Criminología de la Universidad de Cambridge, en las instalaciones de Fishmonger Hall, en la City británica.

Junto a académicos había estudiantes, ex presidiarios como el atacante, y prisioneros, que habían recibido una autorización para asistir a la conferencia, y debían regresar por la tarde a la cárcel. El seminario debatía la rehabilitación en la detención y la desradicalización en las prisiones.

En febrero del 2012, Khan había sido condenado a una sentencia por tiempo indeterminado por intentar organizar un atentado terrorista en el mercado de valores de Londres, la abadía de Westminster y en el palacio de la Cámara de los Comunes junto a militantes del prohibido grupo Al Muhajiroun, adherido a Al Qaeda. El no iba a ser liberado hasta que no dejara de ser una amenaza al público.

Pero la corte de apelaciones lo condenó en abril de 2013 a 16 años de prisión y fue liberado en diciembre del 2018, con una licencia, tras haber servido 8 años de cárcel. Había cumplido su sentencia en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh. La polémica es ahora por qué lo liberaron, cuando apenas había cumplido la mitad de su condena.