Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de enero de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El queso rallado, el bien más preciado
Su producción insume más leche y tiempo que los demás lácteos, por eso emergen opciones más baratas. Hay supermercados que les ponen alarmas
5 de diciembre de 2019
"El queso rallado en sobrecitos es el producto más distorsionado de la góndola", dice un referente vinculado al sector lácteo. "Esa distorsión está avalada por la gente, que lo sigue comprando. Deberíamos ponernos de acuerdo y dejar de adquirir esos productos".

¿Por qué es tan caro el queso rallado? Desde el Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA), los quesos duros, de donde se produce el rallado, o la hebra, tienen que ver con lo que demanda producirlo.

"Un kilo de queso requiere 14 litros de leche, además de que requiere un proceso de maduración que va de los 3 a los 6 meses". Por otra parte, "un tercio del costo total, es costo financiero (mano de obra, transporte, energía, estacionamiento) e incidencia impositiva, y cuesta mucho mantener un producto inmovilizado entre 90 y 180 días".

Desde la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), refuerzan el concepto: "El queso rallado subió por sobre la media de los otros productos porque tiene mayor incidencia de materia prima, que es la leche, que aumentó en lo que va del año más del 90 por ciento. Además, se trata de un producto con un proceso estacionamiento muy prolongado".