Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de junio de 2024
Seguinos en
Creer y pensar un fútbol más allá de todo
La Selección argentina logró un triunfo histórico en el Maracaná. Pero antes hubo una represión infame de la policía carioca sobre hinchas argentinos. El sueño sigue adelante
22 de noviembre de 2023
Por Adrián Taccone, para Asteriscos.tv

Más allá de las estadísticas, del hecho histórico de sacarle el invicto como local a Brasil por primera vez en las Eliminatorias sudamericanas, la Selección argentina mostró no solo carácter e inteligencia, sino también coherencia a la hora de no hacerse cómplice del accionar de la policía brasileña que reprimió a los hinchas albicelestes.

Todo fue caos y locura previo al inicio del partido en el mítico estadio Maracaná y la racionalidad estuvo del lado de los jugadores argentinos que tras escuchar el himno brasileño fueron hasta la tribuna para impedir que la policía le siga pegando a los hinchas.

Con la mano derecha, Messi le dijo a sus compañeros que se iban al vestuario, poco después de que "Dibu" Martínez casi que se pelea él también con la policía carioca.

El plantel argentino se retiró al vestuario y por momentos se generó una incertidumbre tremenda en torno a si se iba a disputar el partido o no, pero luego de unos minutos la pelota empezó a rodar.

Atrás quedaron los palazos, la locura, la irracionalidad y llegó la alegría del gol de Otamendi, las camisetas revoleadas al viento de Río de Janeiro y hasta incluso las estadísticas quedaron pulverizadas.

La Conmebol y hasta a la propia FIFA tomar cartas en el asunto, porque antes pasó con Boca en la final de la Libertadores y ahora con la Selección argentina y sus hinchas. La violencia...nunca más.