Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de febrero de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Rusia se queda afuera de los Olímpicos y del Mundial de Catar
La Agencia Mundial Antidopaje decidió excluir a Rusia durante cuatro años de toda competición internacional. Fuerte golpe para Vladimir Putin
9 de diciembre de 2019
En lo que representa un duro golpe para el gobierno de Vladimir Putin, la Agencia Mundial Antidopaje aplicó una dura sanción al deporte ruso.

Rusia fue excluida durante cuatro años de toda competición internacional, lo que la dejará fuera de los Juegos de verano de Tokio (2020) y los de invierno de Pekín (2022), así como del Mundial de fútbol 2022 que se disputará en Catar.

Sólo podrá participar en la Eurocopa 2020, pese a esta sanción. San Petersburgo es una de las ciudades sedes.

Hace poco más de un año el deporte ruso parecía haber salido finalmente del túnel -el atletismo ruso fue apartado de los Juegos de Río por el dopaje de Estado- con la rehabilitación parcial de la Agencia Antidopaje Rusa, que estaba a expensas de la revisión de la base de datos del Laboratorio de Moscú.
Rusia suspendió la prueba. Primero entregó fuera de plazo dicha información y, recientemente, la AMA denunció la manipulación de dicha base de datos, que incluye tanto pruebas físicas como datos informáticos, con el supuesto fin de encubrir casos de dopaje. La sanción impediría a los deportistas rusos competir bajo su bandera durante cuatro años en Juegos Olímpicos y Mundiales; al país organizar competiciones internacionales en su territorio y a los funcionarios o representantes rusos formar parte de federaciones deportivas.

En caso de que una competición ya haya sido adjudicada a Rusia, ese derecho debe serle arrebatado, a no ser que sea imposible por ley. Y los dirigentes deportivos rusos tampoco podrán asistir personalmente a ninguna competición olímpica o paralímpica durante un plazo de cuatro años. La única salvedad son los deportistas rusos que puedan demostrar que no están implicados en casos de dopaje y no son mencionados ni en el informe McLaren ni en la manipulación de datos del Laboratorio de Moscú.

Ese es el caso de los rusos que participaron en los Juegos de invierno de PyeongChang (2018) o de atletas como la triple campeona mundial de salto de altura, Maria Lasitskene, que logró su último entorchado como deportista neutral a finales de septiembre en Doha.

Un total de 168 atletas rusos compitieron bajo una bandera neutral en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 en Pyeongchang después de que el país fuera prohibido en los Juegos de 2014 en Sochi.