Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
29 de marzo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Para poder pagar hay que crecer", dijo Alberto Fernández
Sostuvo que en la renegociación de la deuda su administración no repetirá "la misma historia de técnicos imprudentes que prometen planes que no van a poder cumplir", poniendo en riesgo "a los argentinos"
10 de diciembre de 2019
"Para poder pagar hay que poder crecer primero", afirmó hoy el presidente Alberto Fernández, en un mensaje destinado a los acreedores y al FMI, al advertir que el gobierno de Mauricio Macri dejó al país en un "virtual default, por lo que se necesita aliviar la carga de la deuda". Avisó que los "únicos privilegios" por su gobierno serán aquellos que "han quedado atrapados en el pozo de la pobreza y la marginación".

Sostuvo que en la renegociación de la deuda su administración no repetirá "la misma historia de técnicos imprudentes que prometen planes que no van a poder cumplir", poniendo en riesgo "a los argentinos".

"No hay pagos de deuda que se puedan sostener si el país no crece. Para poder pagar hay que crecer primero", enfatizó.

El presidente convocó a la "unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato social".

Aseguró que se necesita una Argentina "donde haya incentivos para producir y no para especular".

"No hay progreso sin orden económico, para ordenar la economía necesitamos salir del más ajuste, mas recesión y más deuda. Han dejado al país al en un virtual default", agregó.

En su primer discurso como mandatario nacional, señaló que recibió un "país frágil y lastimado", y dijo: "No hay pago de deuda que se pueda sostener si el país no crece, para poder pagar hay que crecer primero".

"El plan macroeconómico es una pieza central, pero que no está aislado de un plan nacional de desarrollo. Vamos a trabajar de manera simultánea en nuevos ejes", explicó.

Además, aseguró que buscará tener una "relación constructiva" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), porque "el país tiene la voluntad de pagar, pero carece" de los medios.

"Los acreedores tomaron el riego de invertir en un modelo que ha fracasado en todo el mundo", advirtió.

Aseguró que el gobierno saliente de Mauricio Macri "ha dejado" al país en un "virtual default" y que se necesita "aliviar la carga de la deuda".

Como punto central en su discurso, el flamante presidente hizo foco en la economía y aseguró que se necesita una Argentina "donde haya incentivos para producir y no para especular".

"No hay progreso sin orden económico, para ordenar la economía necesitamos salir del más ajuste, mas recesión y más deuda. Han dejado al país al en un virtual default", agregó.

Aseguró que "los únicos privilegios" son aquellos que "han quedado atrapados en el pozo de la pobreza y la marginación".

Remarcó que "para poner a la Argentina de pie el proyecto debe ser propio y no por alguien de afuera con remanidas recetas que siempre han fracasado".

"Para poner a la Argentina de pie el proyecto debe ser propio y dictado por nosotros y no por alguien de afuera con remanidas recetas que siempre han fracasado", sostuvo el flamante mandatario en el Congreso.

El jefe de Estado enumeró los indicadores económicos que recibe de la gestión de Macri y advirtió que "detrás de estos terroríficos números hay seres humanos con expectativas minadas".