Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
27 de mayo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
CFK denunció a Gabriela Michetti por “defraudación”
La titular del Senado de la Nación lo hizo a través de Graciana Peñafort, directora de Asuntos Legales del Senado, y también la responsabilizó por "negociaciones incompatibles"
6 de marzo de 2020
La directora de Asuntos Legales del Senado, Graciana Peñafort -bajo la órbita de la presidenta de la Cámara, Cristina Kirchner- denunció penalmente a la ex vicepresidenta de Cambiemos, Gabriela Michetti, por "defraudación contra la administración pública y negociaciones incompatibles" en el manejo del Senado.

La denuncia se desprende un proceso de auditoria interna que la vicepresidenta puso en marcha en diciembre, cuando asumió su nuevo rol.

"Michetti le dió más de 180 millones a una empresa que no terminó las obras que estaban pautadas en una cuestionada licitación. La empresa no era proveedora del Senado y nunca pidió la habilitación de la obra. Se entregaron anticipos millonarios a través de documentos irregulares y esos anticipos entregados por adelantos financieros y certificados de obra no coinciden con el avance de la misma", plantearon desde el Frente de Todos.

"Estamos tranquilos porque hicimos las cosas bien y nos parece bien que auditen. Nosotros lo hicimos con la UBA cuando empezamos nuestra gestión en 2015 y otra este año antes de irnos, que está subida en la página del Senado. Ellos lo harán con funcionarios suyos", apuntó en ese entonces a Clarín Helio Rebot, ex secretario administrativo de la gestión de Michetti.

La administración de Cristina Kirchner asegura que se encontró con un “descalabro” por deudas, expedientes sin procesar, faltantes de equipos de telefonía celular y de claves de los sistemas.

A su vez, conformó también una comisión para evaluar las contrataciones realizadas en los últimos 12 meses -antes al recambio de autoridades- el plazo que fija la ley de empleados legislativos para poder hacer revisiones.

“Vimos casos de empleados que en el término de dos días pasaron de planta política a planta transitoria y después a planta permanente. Eso no está bien”, relataron.

También se quejan por deudas recibidas. Entre ellas mencionan $ 45 millones que la Cámara le debe a Optar S.A -la empresa estatal que gestiona los viajes aéreos de los senadores- $ 21 millones con empresas de transporte terrestre, y deudas por $50 millones por licencias vencidas de software.