Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
27 de mayo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Coronavirus en España: "No tenemos para comer"
El dramático relato de la argentina varada en el aeropuerto de Barajas. Dicen que no sabe cuándo volverá, que les miente a sus familiares para que no se preocupen
16 de marzo de 2020
La imagen se repite domingo y lunes. Aeropuerto de Barajas, Madrid, España. Una argentina dice ante las cámaras de la prensa que está varada desde el viernes por le coronavirus​, pero su angustia es cada día mayor y hasta les miente a sus familiares para que no se preocupen. Y, entonces, se quiebra y llora. No sabe cuándo se podrá subir a un avión.

Las escena se vio en TN este lunes a la mañana. La misma mujer que este domingo contaba que estaba en el aeropuerto desde el viernes, este lunes aseguró que le dijeron que van a regresar al país en el primer vuelo sanitario, pero nadie le dio “fechas concretas”.

Es dramático el testimonio de la argentina. Está acurrucada en la silla, con las valijas a su lado, como varios de los que están en la misma situación que ella en el aeropuerto de Barajas. Cuenta que pasa días angustiantes y que sólo le queda la comida chatarra de las máquinas expendedoras que, encima, se está agotando.

“Es súper angustiante, no sabés cuándo te vas a ir, si te estás enfermando acá, porque estás en un lugar cerrado. No tenemos para comer, los dispenser de comida snack empezaron a vaciarse”, dice la argentina.

Y sigue: “Mis hijos están preocupados pero yo quiero estar fuerte para ellos...”. Y se le quiebra la voz. Asegura, como puede, que lo hace para que no la "vean mal, pero...”. El nudo en la garganta ya es gigante y ni siquiera puede finalizar las oraciones.

Pero lo intenta: “Hasta dónde les podés manifestar a ellos (sus hijos) que está todo bien. Si la realidad es que ni siquiera nosotros sabemos lo que está pasando afuera, porque no podemos movernos en un ómnibus porque la ciudad está cerrada”.

Y se pregunta: “Si realmente está todo tan mal, ¿por qué no nos traen alcohol en gel, saben que estamos viviendo acá? No tenemos alcohol en gel, guantes, barbijos, ni para asearnos: no tenemos jabón para las manos, nada”.