Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
30 de marzo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Otorgan bono de $10.000 a pequeños monotributistas y empleados en negro
El Gobierno busca paliar la inactividad impuesta por la cuarentena ante la pandemia de coronavirus
23 de marzo de 2020
El Gobierno anunció hoy la entrega de $10.000 en abril, en un solo pago, a monotributistas de las categorías A y B, y trabajadores informales de entre 18 y 65 años, con el fin de amortiguar el impacto negativo sobre el nivel de actividad de la pandemia de coronavirus.

La medida beneficiará a alrededor de 3.600.000 hogares, y si todos los potenciales beneficiarios percibiesen finalmente esa suma, la inyección al consumo -y el costo fiscal- rondaría los 36.000 millones de pesos.

No obstante, si bien se apunta a un universo de 3,6 millones de familias, eso no quiere decir que la totalidad lo vayan a percibir, ya que en algunos hogares -por ejemplo- hay un monotributista que tiene a la pareja en blanco, y en ese caso no se podrá cobrar, explicaron a la agencia NA fuentes oficiales.

El anuncio se trata de un Ingreso Familiar de Emergencia ante la situación generada por la pandemia del coronavirus -que podría extenderse otro mes "si las circunstancias lo ameritan", según se aclaró.

Los potenciales beneficiarios deberán inscribirse en la página web de la ANSeS, con el fin de que el Estado pueda corroborar que están incluidos en el beneficio.

Allí, quienes estén alcanzados por la medida deberán colocar la cuenta bancaria -si es que tienen- y declarar que no poseen otro ingreso, ya que no alcanzará a quienes perciben una jubilación o pensión, ni tengan otras percepciones o algún tipo de renta financiera.

Así lo comunicaron en una breve conferencia de prensa en la Residencia Presidencial de Olivos los ministros de Economía, Martín Guzmán, y Trabajo, Claudio Moroni.

Al iniciar la rueda, Guzmán reiteró que la prioridad del Gobierno es "la salud de la gente" y reconoció que por la situación pandémica la actividad "se va a resentir".

"Las medidas tomadas para enfrentar la pandemia dejan a mucha gente que depende de la demanda en una situación de angustia y desesperación", explicó el titular del Palacio de Hacienda.

Dijo que el propósito es "asegurarnos que esta gente esté cubierta" y destacó que la Argentina es el "único país que está adoptando medidas en tres direcciones: proteger el trabajo, extender el seguro de desempleo y bonos para beneficiarios de AUH y jubilados".

Moroni afirmó que el Estado está "llegando al sector que en esta situación de emergencia no tiene ninguna posibilidad de seguir con su trabajo".

"El sistema va a ser muy simple, va a haber una página donde inscribirse en 10 ó 15 días; será para los argentinos nativos o naturalizados, o residentes legales", precisó el funcionario.

Esa medida se inscribe dentro del paquete anunciado la semana pasada dirigido a pymes, que incluyó seguro de desempleo, salarios a cargo del Estado, precios máximos y un nuevo plan Procrear y de obras públicas.

En diversas entrevistas realizadas entre domingo y lunes, el presidente Alberto Fernández anunció la puesta en marcha de estas medidas y sostuvo que el Gobierno va a "gastar todo lo que sea necesario" para ayudar a los sectores más vulnerables.

Del universo total de monotributistas de alrededor de 3,6 millones, casi dos millones están empadronados en las categorías más bajas, que serán los beneficiarios de los $10 mil.

En cuanto a los trabajadores informales, se estima que alcanzan al 30%, equivalente a más de 1,5 millones en todo el país.