Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
30 de marzo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El príncipe Carlos tiene coronavirus
El heredero al trono del Reino Unido “tiene síntomas leves”, se informó oficialmente
25 de marzo de 2020
El príncipe Carlos​, hijo mayor de la reina Isabel II y heredero al trono británico, dio positivo en el test de coronavirus​, informó hoy su residencia oficial de Clarence House. El príncipe de Gales, de 71 años, tiene síntomas leves de Covid-19 pero "por lo demás se mantiene en buena salud", precisó un comunicado.

En tanto, las pruebas a su esposa, la duquesa de Cornwall, dieron negativo. Ambos están aislados en su residencia de Balmoral, en Escocia. Los síntomas no han impedido a Carlos haber "estado trabajando desde casa en los últimos días como de costumbre", según Clarence House.

"No es posible asegurar dónde contrajo el príncipe el virus, dado el gran número de compromisos que ha tenido por su labor pública en las últimas semanas", explicaron desde la Casa Real, según la BBC. "Su majestad la reina tiene buena salud", afirmó un vocero del Palacio de Buckingham, que no quiso precisar si fue sometida al test. "La reina vio por última vez al príncipe de Gales brevemente tras la audiencia del 12 de marzo, y está siguiendo todos los consejos para garantizar su bienestar", agregó.

Isabel II, de 93 años, se trasladó la semana pasada desde el palacio de Buckingham (Londres) a Windsor, su residencia de fin de semana, como medida de precaución dada su avanzada edad.

El marido de la soberana, el duque de Edimburgo, de 98 años, también permanece en el castillo de Windsor. Ambos están bien y siguen el consejo de los médicos, según fuentes de la realeza. El brote de coronavirus dejó más de 8.000 casos y al menos 422 fallecidos en Reino Unido, donde esta semana el primer ministro, Boris Johnson, decretó el confinamiento total de la población.

La pandemia llevó a la Casa Real británica a modificar su agenda, cancelando fiestas y la visita de Estado que tenía previsto ofrecer en primavera al emperador de Japón. La reina también adelantó este año su habitual desplazamiento al Castillo de Windsor por Semana Santa.