Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
14 de julio de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Se vendieron apenas 7 propiedades en CABA durante abril
El 2019 ya había marcado el peor período para la actividad inmobiliaria, con registros inferiores a la crisis de 2002 y a los años del cepo cambiario
26 de mayo de 2020
Por la cuarentena, durante el mes de abril solo se realizaron siete operaciones de compraventa de inmuebles en la ciudad de Buenos Aires, según los datos del Colegio de Escribanos de la Capital Federal. El monto involucrado en las escasas operaciones fue de apenas $20,7 millones. El año pasado, ya había marcado el peor año histórico para la actividad inmobiliaria, con registros inferiores a la crisis de 2002 y a los años del cepo cambiario.

Con estos números, además, la compraventa de inmuebles en la ciudad se acerca a los dos años de caída. Los registros de abril -inéditos para la actividad- marcan el vigésimo tercer mes consecutivo con caída en la medición interanual.

“Los datos del mes de abril serán vistos en la serie históricamente claramente como una foto de época. El confinamiento y las restricciones solo permitieron actos de fuerza mayor que tuviesen una razón de salud o humanitaria. De todos modos, y pese a que las escribanías atienden con turnos con reserva previa, falta bastante para recuperar actividad, sobre todo porque los actores vinculados a nuestra labor están limitados también y hay servicios que no han reabierto”, explicó Carlos Allende, presidente del Colegio de Escribanos.

La actividad de los escribanos fue declarada como esencial a partir del 6 de abril, por la Decisión Administrativa 763/20 del Gobierno nacional. Sin embargo, se limitó a algunos casos como realizar poderes, operaciones que involucraran a servicios de otras actividades ya declaradas como esenciales o casos de “fuerza mayor” o por razones humanitarias, donde se incluye a los que necesitan vender su propiedad con urgencia.

La venta de propiedades cayó un 40% durante 2019, en comparación con los números de 2018. Para tener una idea del impacto en la actividad, en abril de 2018 -cuando aún había opciones de crédito- se podían alcanzar las 6.000 operaciones. El récord de abril fue 2002 con 8.000 operaciones y se dio porque en ese momento una normativa permitía comprar inmuebles con los ahorros que habían quedado en el corralito.