Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
11 de agosto de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Primer ministro de Canadá se arrodilla contra el racismo
Justin Trudeau tuvo un gesto inesperado para brindar su apoyo a los reclamos por el crimen del afroamericano George Floyd en Estados Unidos
6 de junio de 2020
En una jugada de alta política, y en medio de tensiones con el gobierno de Donald Trump, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se arrodilló junto a los manifestantes en una protesta pacífica contra el racismo en Ottawa.
La señal fue dada en el marco de las movilizaciones que se registran en varios países tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de la policía en Minneapolis. Se produjeron varias protestas en diversos puntos de Canadá, como Toronto, llevadas a cabo bajo los lemas 'Las vidas negras importan', 'No puedo respirar' y 'George Floyd, di su nombre'.

Algunos manifestantes también homenajearon a Regis Korchinski-Paquet, una mujer afroindígena de 29 años que murió en mayo tras caer de un rascacielos de High Park estando la Policía presente.

Su muerte está siendo investigada por la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía de Ontario.

El jefe de la Policía de Toronto, Mark Saunders, también se arrodilló y levantó un puño junto a los manifestantes de esta ciudad, mientras se exigía justicia para las víctimas negras de la brutalidad policial.

"Mi unidad y yo nos hemos encontrado con los manifestantes hoy y nos hemos arrodillado", dijo Saunders.

"Os vemos y os estamos escuchando. La Policía de Toronto apoya completamente las protestas pacíficas y seguras de este fin de semana y siempre", dijo.

"Tenemos que estar en esto juntos para hacer un cambio", pidió.

Las manifestaciones pacíficas en Canadá se producen luego de de protestas multitudinarias llevadas a cabo en Estados Unidos tras la muerte de Floyd, que también ha causado una ola de indignación y movilizaciones en otras partes del mundo, como Alemania, Reino Unido, Francia o Austria.