Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de septiembre de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El canje de deuda reestructuró US$ 108.000 millones
Es lo que sumaron las operaciones en el mercado local y en el extranjero. Ahora viene la negociación con el FMI por unos US$ 45.000 millones
5 de septiembre de 2020
El Ministerio de Economía anunció que el 98,8% de la deuda emitida con legislación argentina aceptó ingresar al canje de deuda. De esa manera, cerca de US$ 41.715 millones han quedado reestructurados.

El lunes, Guzmán también había anunciado una adhesión del 99% de los acreedores al canje de deuda emitida con legislación extranjera (unos US$ 66.800 millones). En total así Argentina reestructuró casi US$ 108.000 millones. "Esto no es un punto de llegada sino uno de partida absolutamente fundamental para el proceso de tranquilizar a la economía argentina. Sin esto no podíamos avanzar hacia una economía con más seguridad económica, más posibilidades de generación de empleo y de agregar valor", sostuvo el ministro.

La Argentina pasará de pagar un 7% de tasa de interés a un 3,07%. La quita de capital es de 1,90%. Hay tratamiento equitativo entre ambas jurisdicciones.

En un detalle, se ve que baja la carga de deuda durante este año y los próximos en relación a la situación anterior al canje. En cambio, desde 2025 hasta 2035 vendrá una década donde los vencimientos ahora postergados tendrán que pagarse, al menos para la deuda extranjera bajo ley local.

"La sostenibilidad de la deuda pública en moneda extranjera ha quedado restaurada. Está resuelto hoy el problema del endeudamiento insostenible en moneda extranjera", afirmó Guzmán.

El ministro apuesta a que esta regularización también le abra la compuerta a empresas para más financiamiento. Entiende que están dadas las condiciones para que salgan a fondearse en pesos, ya que el mercado de deuda en moneda nacional se fortaleció en los últimos meses. "Pasamos de una tasa de Leliq del 62% a una tasa del 38%", especificó. "Lo sano es financiarse en pesos", agregó.

En marzo, Economía solo lograba refinanciar un 58% de los vencimientos que tenía en pesos, mientras que recién en mayo logró "rollear" el 100% de sus obligaciones en moneda nacional para ese mes. Entre junio y agosto, la secretaría de Finanzas -encabezada por Diego Bastourre- consiguió más financiamiento en pesos del que necesitaba. En agosto, emitió deuda por un 123% por sobre los vencimientos.

"Se ha ido incrementando la tasa de refinanciación de los vencimientos de la deuda pública en pesos. Ahora se logra financiar lo que se vencía y se logra financiamiento adicional a tasas más bajas. Eso es bueno para la estabilidad, cambiaria y macroeconómica", según Guzmán.

Antes del canje, la mayoría de los vencimientos de deuda en pesos se concentraba en marzo, abril y junio. Tras la reestructuración, los meses con mayores vencimientos serán septiembre, octubre y diciembre. El Gobierno ganó seis meses de tiempo.

Con un déficit fiscal superior al 10% para este año, Guzmán apunta a bajarlo a menos de la mitad (4,5%) para el año próximo. "Va a llevar tiempo llegar al equilibrio fiscal, lo que esto quiere decir es que el Tesoro depende menos del financiamiento del Central. El presupuesto del año que viene va a mostrar el rumbo en lo fiscal, va a hacer el máximo esfuerzo para auspiciar la recuperación, para que el Estado tenga el rol que tiene que jugar para impulsar la demanda agregada", expresó.

"Vamos en el camino a poner las cuentas en orden. Se apunta a un número (de déficit) acotado para ser consistente con las restricciones que enfrentamos, pero todo lo grande que puede ser para darle un impulso a la economía", observó Guzmán.

"Cuando sancionemos el acuerdo con el FMI lo vamos a mandar al Congreso nacional para su aprobación. Es algo que nunca se ha hecho antes. Y pensamos que ahora se haga para siempre", dijo Guzmán.