Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
5 de marzo de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Costa Atlántica sufre una invasión de mosquitos
Sucede con intensidad en Mar del Plata y Pinamar. Expertos dicen que se da el fenómeno por temas climáticos. Niegan riesgos por el virus del dengue
19 de enero de 2021
En esta inusual temporada de verano marcado por la pandemia, los mosquitos por primera vez en el año, inundaron Mar del Plata durante el fin de semana. Desde el Municipio llevaron tranquilidad a los marplatenses al descartar la presencia del Aedes aegypti, el insecto portador del virus del dengue y explicaron las razones de su mayor presencia.

En este marco, Marcelo Ragonese, Director de Gestión Ambiental de General Pueyrredon, manifestó que la proliferación de los mosquitos “se dio de manera general en la ciudad” y que fue “por las condiciones climáticas en esta época del año, con una humedad elevada, temperaturas que suben y bajan, condiciones primarias que favorecen el desarrollo de las larvas”.

En ese punto, remarcó que “los estudios que realizamos de larvi trampas, que son muestras de agua estancada, descartan la presencia en Mar del Plata del mosquito del dengue”, aseguró.

Sin embargo, para evitar la proliferación de los insectos, Ragonese priorizó la prevención, a través del “descacharrado”, con la eliminación de agua estancada en cualquier recipiente y ante el aumento de piletas de lona del tipo “Pelopincho”, pidió prestar atención a la limpieza del agua y hacerlo de manera periódica.

También se detecto una fuerte presencia de mosquitos en Pinamar, donde Federico Barone, director de Zoonosis loal señaló que se debe a un fenómeno climatológico y de la época del año.

"La semana pasada tuvimos fuertes lluvias por aquí y eso permitió que eclosionaran muchas larvas que estaban esperando el momento exacto",dijo Barone

Y luego, amplió: "Es algo ondulante que sucede durante el verano en la costa. Se debe a que, en general, hay mucha seca y falta de lluvia. Es decir, llueve, pero pocos milímetros y que representan condiciones adversas para el crecimiento del mosquito. Y en cambio, las lluvias copiosas y consecutivas como las que tuvimos el fin de semana, hacen que las larvas que estaban para eclosionar tengan la posibilidad de hacerlo todas juntas. Eso hace que se vea una cantidad de mosquitos muy grande. Con el paso de los días, esto se va a ir regulando".

rob