Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
27 de febrero de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La actividad industrial cayó 6,3% en el año de la pandemia de Covid-19
El impacto de un año atípico fue menor al esperado. Sin embargo, fue el tercero de caída consecutiva de la producción fabril, que acumula un deterioro del 14,8% en tres años
21 de febrero de 2021
La industria tuvo una caída en 2020 del 6,3%, menor a la esperada en un año marcado por la pandemia de coronavirus y un aislamiento social que restringió la actividad en las fábricas, de acuerdo con el informe difundido este domingo por la Unión Industrial Argentina (UIA).

La central fabril destacó que en diciembre hubo un crecimiento de la actividad manufacturera del 4,8% en relación con el mismo mes de 2019 y del 2,7% en comparación con noviembre, según la medición desestacionalizada.
La UIA destacó que en diciembre "continuó la tendencia positiva de noviembre y se encontró por encima de los niveles pre-pandemia (febrero 2020) un +1,1%", lo que permitió amortiguar una caída anual que se esperaba que fuera mayor.

"Aún así, se trató de la tercera caída anual consecutiva y en los últimos tres años la caída de la producción industrial acumulada fue de -14,8%", advirtió la entidad presidida por Miguel Acevedo, que agregó que "con respecto a 2015 la cifra asciende a -18,5%, quedando muy por debajo del máximo alcanzado en 2011 (-22,8%)".

En cuanto a las oscilaciones marcadas por las restricciones de la pandemia, la UIA destacó que "el desempeño del año se caracterizó, por un lado, por la fuerte contracción durante el primer semestre (-13,6%) producto de las estrictas medidas de aislamiento para hacer frente a la dimensión sanitaria de la pandemia", en tanto en la segunda mitad "se observó una estabilización (+0,5%)".

Esa mejora en el final de 2020 "se enmarca en un contexto de recomposición de stocks y de recuperación focalizada en algunos sectores con mejores perspectivas a partir de cambios en patrones de consumo (de servicios a bienes durables), planes de financiamiento a la demanda y la elevada brecha cambiaria, que indujo una aceleración en los procesos de compra de insumos y acumulación de stocks", indicó la UIA.

Los industriales precisaron que "la demanda continúa aún en niveles muy reducidos", con una baja del 14,6% en el consumo privado acumulado de los primeros tres trimestres.

rob