Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de mayo de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Enfermera esposada por negarse a sacar sangre a un preso
El hecho ocurrió el domingo en la Unidad de Pronta Atención N° 5. Según la policía, el personal de salud rechazó hacer el proceso a gritos
30 de marzo de 2021
El domingo último, una enfermera que atiende en la Unidad de Pronta Atención (UPA) Nº5 de Longchamps fue esposada por una agente bonaerense luego de negarse a realizar una extracción de sangre a un detenido porque se disponía a atender una emergencia “código rojo”.

“Yo estaba finalizando mi turno, ni siquiera estaba en ese sector. Tenía que atender a una persona con un dolor en el pecho”, explicó esta mañana Claudia, la enfermera, en diálogo con el programa Arriba Argentinos.

La situación que le tocó vivir quedó plasmada en un video que rápidamente circuló a través de las redes sociales.

La mujer contó que iba en camino para atender a un paciente cuando ocurrió el hecho: “La policía me increpó y me dijo que tenía que hacer lo que ella me decía. Me trató muy mal. Entonces le dije que tenía que atender una emergencia y que además nuestro trabajo no es hacer extracciones, porque no somos extraccionistas. No hay en la UPA”, dijo Claudia.

Y prosiguió en el relato: “Cuando terminé de decirle eso me fui rápido a ver al paciente que, con el interrogatorio vi que no podía perder tiempo, porque para mí era un infarto; entonces me lo llevé con código rojo. Después lo descartaron”.

Continuó Claudia: “Cuando salí, la oficial me estaba esperando escondida y me tomó de atrás. Yo pensé que eran como diez personas, pero era ella sola. Le sacó las esposa al preso y me las puso a mí. Me quiso poner la dos, pero como yo luchaba me puso solo la derecha”, detalló.

Según el parte policial, efectivos de la comisaría 4ª de Longchamps se acercaron a la UPA en cuestión junto al detenido Francisco Corvalán, de 64 años, aprehendido por tentativa de homicidio, con el objetivo de que le extrajeran sangre y orina por pedido del juez interviniente.

“Siendo que al arribo [los policías] son mal recibidos por una enfermera, la cual se niega a realizar dicha labor, en virtud de que se debía traer los elementos”, se agrega.

rob