Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de junio de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Por qué el fallecido Miguel Lifschitz no estaba vacunado a los 65 años
El exgobernador de Santa Fe murió tras permanecer varios días internado con asistencia respiratoria. Por qué no había recibido la vacuna y cuál fue la decisión que tomó
11 de mayo de 2021
Digno hasta el fin. Aunque le costó la vida.
El exgobernador socialista de Santa Fe entre 2015 y 2019, Miguel Lifschitz, murió el domingo como consecuencia del coronavirus.

No estaba vacunado porque, aunque le ofrecieron hacerlo, decidió aguardar su turno, anunciado para fines de abril. Estaba internado desde el 19 de abril en el sanatorio Parque, de Rosario, tras asistir al hospital para someterse a estudios preventivos debido a que diez días antes se le había diagnosticado un cuadro positivo de Covid 19, por lo que se mantenía aislado en su domicilio.

Al día siguiente, los médicos dispusieron internarlo en la Unidad de Cuidados Intensivos de esa clínica, y allí permaneció hasta su muerte, con respiración mecánica artificial y sin reponerse.

Durante esas semanas, fue presentando una desmejoría clínica, con signos de inestabilidad, en el marco de su cuadro crítico, a pesar de todas las estrategias terapéuticas correspondientes, contando con el apoyo de asistencia mecánica respiratoria.

El viernes último, el actual presidente de la Cámara de Diputados de la provincia comenzó a presentar una falla grave de su sistema renal.

Lifschitz, de 65 años, todavía no había sido vacunado contra el covid 19. El virus lo sorprendió el mes pasado en su rutina política y legislativa, y el 11 de abril tuvo la confirmación de que había contraído esa enfermedad.

El 20 de abril acudió al sanatorio para someterse a estudios clínicos porque su salud no evolucionaba a pesar de los días transcurridos. Y fue entonces que los médicos dispusieron su internación en terapia intensiva.

Su contagio lo había obligado a aislarse en su domicilio, cuando transitaba la campaña previa en la elección interna del Partido Socialista, que finalmente ungió a Mónica Fein como primera presidenta mujer del partido, y en los umbrales de la apertura de sesiones ordinarias en Legislatura.



Desde el primer día de internación, la vereda del centro médico de Oroño al 800 lució con varios mensajes de apoyo al socialista que gobernó Rosario en dos períodos consecutivos. El mismo reconocimiento que recorrió luego las redes sociales desde entonces y llevó el hashtag #fuerzaMiguel a convertirse en tendencia en Argentina.