Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de septiembre de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Habló la esposa de Michael Schumacher: "Él está aquí"
Por primera vez, Corinna Schumacher habló desde el grave accidente que el ex campeón de la Fórmula 1 sufrió en una pista de esquí en 2013
8 de septiembre de 2021
La desgastada frase “rompió el silencio” se aplica para Corinna Schumacher, con todo el impacto de su esperado testimonio después de casi ocho años de hermético silencio desde que su esposo, Michael Schumacher, sufrió en diciembre de 2013 un terrible accidente mientras esquiaba en los Alpes franceses, cuando el séptuple campeón de la Fórmula Uno golpeó su cabeza contra una roca al perder el equilibrio y sufrir graves daños cerebrales.

La familia guardó absoluto silencio. No hay una sola imagen del alemán desde entonces, y no había habido ni una sola palabra por parte de su entorno más íntimo, esposa e hijos, sobre su estado de salud hasta hoy que Corinna decidió, definitivamente, romper el silencio y causar impacto: “Él no quería ir a la nieve sino a Dubai”, le dijo antes de sufrir el accidente.

“Michael me dijo que la nieve no era ideal, que podríamos volar a Dubai y hacer paracaidismo”, contó la alemana de 52 años y admitió: “Lo extraño todos los días”.

Corinna lamentó lo ocurrido hace ya casi ocho años, pero luego de analizar los hechos por largo tiempo, expresó: “Nunca culpé a Dios por lo que sucedió. El accidente fue realmente mala suerte, toda la mala suerte que cualquiera podría tener en su vida”, consideró, y agregó: “Pero Michael está aquí, diferente, pero aquí. Todavía me muestra lo fuerte que es todos los días”.

La declaraciones de la esposa del siete veces campeón de la Fórmula Uno ocurren en el marco de un documental sobre la vida del conductor que se estrenará próximamente y brindará detalles sobre lo ocurrido en la estación francesa de Meribel en diciembre de 2013.

Michael Schumacher sufrió una lesión cerebral que lo obligó a entrar en coma inducido médicamente durante seis meses hasta junio de 2014. Desde entonces, la privacidad ha sido protegida y los detalles de su salud fueron celosamente guardados por su familia. “Extraño a Michael cada día, pero no soy solo yo quien lo extraña. Son los niños, la familia, su padre, todos los que lo rodean”, apuntó la empresaria.

Aquella expresión de Schumacher sobre el peligro de la nieve en los Alpes y la sugerencia de cambiar por Dubai un destino que les era habitual fue una de las últimas cosas que le dijo a su esposa antes del accidente.

Desde que pudo ser trasladado a su domicilio tras la internación, el expiloto se somete diariamente a rehabilitación pero tanto los detalles del tratamiento como de su salud son estrictamente custodiados.
“Siempre habíamos superado sus carreras de forma segura”, dijo, y agregó: “Por eso estaba segura de que tenía algunos ángeles de la guarda que lo estaban vigilando. No sé si es sólo una especie de muro protector que uno mismo levanta, o si es porque es de alguna manera nos volvemos ingenuos, pero simplemente nunca se me ocurrió que algo podría sucederle a Michael”.