Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de septiembre de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lapidaria derrota de Los Pumas ante los All Blacks: 39 a 0
El conjunto argentino padeció la inspirada noche del equipo neocelandés y sumó su tercera derrota en el torneo. El equipo nacional no tuvo chances
12 de septiembre de 2021
Los Pumas sufrieron el poderío de los All Blacks y perdieron por un contundente 39-0, en un partido disputado en Gold Coast, Australia, por la tercera jornada del Rugby Championship.

El conjunto argentino, que venía de perder en sus primeras dos presentaciones ante Sudáfrica, quedó muy lejos de repetir la hazaña de noviembre pasado, cuando obtuvo su primer y único triunfo ante el equipo neocelandés.

Los dirigidos por Mario Ledesma defendieron hasta donde pudieron. De hecho, durante algunos pasajes del juego, principalmente en la primera mitad, llevaron a cabo esa tarea con corrección.

Pero la multiplicidad de variantes de su rival y también su mayor poderío físico, minaron las chances argentinas en el Cbus Super Stadium. Cuando Nueva Zelanda aceleró, los jugadores albicelestes se vieron desbordados.

Durante los primeros diez minutos, el seleccionado argentino buscó llevar el juego a la zona media de la cancha, pero se fue replegando obligadamente a medida que los neocelandeses comenzaron a ajustar las clavijas de su ataque.

A los 9, después de algunos tímidos avances argentinos, el conjunto oceánico estableció la primera ventaja. Fue por intermedio de un try de Rieko Ioane, quien beneficiado por el roce de la pelota en la mano de un jugador de Los Pumas y de un rebote en su propio pie, quedó ante la chance inmejorable de apoyar en el ingoal albiceleste y no la desaprovechó.

Después de la revisión por parte del árbitro en el TMO, Beauden Barrett cerró el ciclo con el acierto a los palos para estampar el 7-0.

A partir de allí, los All Blacks se hicieron dueños del partido. No fue sino hasta después de los 30 que pudieron aumentar la ventaja, pero lo oceánicos ya sabían que tenían el control territorial, físico y mental del partido.

Los Pumas resistieron apoyados en su tackle hasta los 33 minutos, cuando Barrett cambió un penal por tres nuevos puntos para su equipo, que pasó a ganar por 10-0. A los 36, Sevu Reece encontró una grieta y perforó la defensa argentina, para establecer el 15-0.

El cierre de la primera mitad presentó dos golpes durísimos para Argentina, con vistas al segundo capítulo. A los 42, Pablo Matera vio la tarjeta amarilla. Inmediatamente después, sufrió un nuevo try por parte de Nueva Zelanda. Dalton Papalii empujó en el maul, a la salida de un line, y apoyó. Y como Jordie Barrett no falló, los All Blacks se llevaron al vestuario un triunfo parcial por 22-0.

Con Matera aún fuera de la cancha, y después de un breve espejismo de unos minutos en campo contrario, Los Pumas volvieron a sentir el poder de los All Blacks en el inicio de la etapa complementaria.

Un ataque a campo abierto terminó con una gran perforación y un mejor pase de revés de Beauden Barrett, para el ingreso en soledad de Luke Jacobson. El try y la conversión de Jordie Barret, hermano del apertura, dejaron el encuentro 29-0.

En Australia, donde se disputa el Rugby Championship como consecuencia de la escalada de casos de coronavirus en la región, Nueva Zelanda utilizó los últimos 35 minutos para florearse, aunque Los Pumas mostraron entrega y decisión para que la luz entre ambos no se hiciera aún mayor.

Con mucho esfuerzo, y pese a la amarilla que recibió Carlos Muzzio, los jugadores albicelestes lo lograron hasta el minuto 70, cuando a la salida de un maul Luke Jacobson volvió a apoyar, llevándose por delante a Gonzalo Bertranou. La conversión de Jordie Barret, y un penal que acertó ese mismo jugador a los 77, sellaron el partido con un lapidario 39-0.

rob