Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
26 de enero de 2022
Seguinos en
FMI: la Argentina canceló USD 1.892 millones y las reservas sufren
Los activos internacionales de la entidad podrían descender debajo de los USD 40.000 millones, cerca de sus mínimos del año. En enero habrá otras obligaciones por USD 1.365 millones
22 de diciembre de 2021
Este miércoles vence el último gran pago de capital del año que tiene que hacer el Tesoro argentino al Fondo Monetario Internacional.

Son, según los datos más actualizados del Ministerio de Economía, USD 1.892 millones los que tendrá que desembolsar para cumplir con el pago que es parte de la devolución del crédito de casi USD 45.000 millones que otorgó el organismo en 2018 y 2019.

El desembolso se efectuará luego de que la Justicia rechazara el martes una medida cautelar que buscaba impedir ésta y las futuras cancelaciones al organismo.

Cabe recordar que a horas del vencimiento, el director del Banco Nación, Claudio Lozano, pidió este martes ante la Justicia Federal que dicte una medida cautelar para que el “Estado nacional suspenda todo pago de deuda” con el organismo “hasta que el Congreso analice la legalidad y constitucionalidad de dicho endeudamiento y trate nuevos acuerdos”.

Los autores de la presentación, el abogado Jonatan Baldiviezo, titular del Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), junto al propio Lozano, comunicaron el rechazo de la petición de medida cautelar, que fue presentada en el Juzgado Criminal y Correccional Federal 5 del barrio de Retiro.
En enero, Argentina enfrentará otros vencimientos por unos USD 1.365 millones; en febrero, por USD 594 millones, y en marzo USD 8.800 millones, entre ellos, unos USD 2.100 que se le adeudan al Club de París.

El Ejecutivo decidió afrontar el segundo vencimiento de capital correspondiente al préstamo que contrajo Macri en 2018 como señal de voluntad de alcanzar un acuerdo para flexibilizar el calendario de pagos próximo.

Pero el cronograma de compromisos en moneda extranjera muestra que en enero habrá otra posta exigente, unos USD 1.700 millones entre distintos acreedores, que podría afrontarse aún sin un entendimiento firme con el organismo.