Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de mayo de 2022
Seguinos en
Los malos presagios del JP Morgan para la economía argentina en 2022
Los estimó para el segundo y el tercer trimestre de 2022. El banco decidió recalcular sus números por la inflación y los problemas energéticos que afronta el país. Los datos
26 de abril de 2022
Después de un primer trimestre en alza, hay consultoras que empiezan a prender señales de alarma sobre la actividad económica a partir de este mes.

Según un paper que difundió el banco JP Morgan, el banco espera que la economía del país se contraiga en el segundo y tercer trimestre del año.

La entidad asegura que el crecimiento real de 1,8% intermensual que se registró en febrero superó sus expectativas e impulsó a los analistas del banco a revisar al alza su estimación para el primer trimestre. Ahora calculan que entre enero y marzo la economía creció 5%.

Pero ese optimismo se cortó el mes pasado. "Una inflación más alta y las posibles restricciones energéticas demostrarán ser un lastre en la actividad en el segundo y tercer trimestre", dice el trabajo firmado por Diego W. Pereira y Lucila Barbeito.

Pese a los buenos datos de febrero, el JP Morgan mantiene la proyección para todo el 2022 en 3%. Esto se debe a que bajaron la estimación para el último trimestre del año, a una caída de 0,2% interanual.

Para el JP Morgan, el aumento en los precios de la energía, particularmente en el GNL, probablemente provoque restricciones que afecten la producción de las empresas en lugar de los hogares, "dadas las sensibilidades políticas en juego".

Además, el banco sostiene que es probable que la aceleración de la inflación observada en las últimas semanas reduzca el consumo del sector privado en el segundo trimestre y probablemente también en el tercero, "a pesar de las medidas fiscales implementadas hasta el momento".

Finalmente, la sequía que afectó a principios de este año los volúmenes agrícolas (particularmente maíz y soja) socavará el crecimiento real, principalmente en entre abril y junio.

Esos tres factores llevan al banco a revisar a la baja el segundo trimestre, que caería 4,5%, y el tercero, que tendría un retroceso de 2%. El último trimestre del año quedaría en 0,2%.

"Sin reformas, creemos que la economía continuará luchando no solo para asegurar un camino de crecimiento sostenible por delante, sino también para recuperar el pico de actividad de 2017", indica el paper.