Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
29 de junio de 2022
Seguinos en
Covid: según un informe es bajo el porcentaje que tiene la cuarta dosis
Completar los esquemas de vacunación según lo estipulado por el Ministerio de Salud se vuelve fundamental para detener el avance del coronavirus y Ómicron
22 de mayo de 2022
La Argentina entró en la cuarta ola de coronavirus con el 87,6% de su población vacunada con al menos una dosis y 79,7% con el esquema completo, cifras similares a las de los países más avanzados.

Pero ante la circulación de las subvariantes de Ómicron, que dominarán esta nueva etapa de la pandemia, es necesaria al menos una dosis de refuerzo y ahí el país está en deuda: solo la recibió el 42,6% de la población.

El escenario preocupa a los especialistas que, insistieron en que se debe agilizar la campaña de vacunación, pero fundamentalmente de concientización. Una falsa sensación de seguridad se instaló desde que la tercera ola aumentó rápida y exponencialmente los contagios sin amenazar al sistema de salud.

Según un informe de la señal TN, son 12 millones las personas en condiciones de recibir la dosis de refuerzo que aún no lo hicieron. Pero la situación no es homogénea en todo el país. Mientras que algunas jurisdicciones rozan el 70% con su población que ya accedió, otras no superan el 20 por ciento.

Según el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, la subvariante de la Ómicron que ya circula en la Argentina “es un 30% más contagiosa”, por lo que coincidió con los especialistas en que es necesario que “todo el mundo se aplique la tercera dosis” y que “aquellos que tengan 50 años y hayan pasado cuatro meses de su tercera dosis, deben recibir la cuarta”.

El avance de la vacunación se frenó casi en simultáneo con la baja de los contagios en el final de la tercera ola. Según reconocen los especialistas y funcionarios de salud, el temor a la enfermedad se acrecienta cada vez que los casos crecen, y en forma paralela aumenta la cantidad de personas queriendo vacunarse.

Cuando a principios de diciembre del año pasado los casos comenzaron a subir, también lo hizo la demanda de turnos para vacunación. Mientras que en los primeros días de enero se aplicaban más de 500.000 dosis diarias, esa cifra cayó a apenas 130.000 en los últimos días.

En el Ministerio de Salud confían en que el crecimiento de contagios que está comenzando, sumado a la campaña de concientización, permita duplicar esa cifra antes de que llegue el invierno.