Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de junio de 2024
Seguinos en
Una estrella se tragó un planeta ¿Así será el fin de la Tierra?
El descubrimiento, publicado en la revista Nature, completa el eslabón que faltaba para entender el destino de la Tierra y muchos otros planetas
4 de mayo de 2023
Astrónomos han observado por primera vez cómo una estrella se traga un planeta, un destino que sufrirá la Tierra dentro de 5000 millones de años, según una investigación publicada en la revista Nature.

Cuando una estrella se queda sin combustible se hincha hasta alcanzar un millón de veces su tamaño original, engullendo cualquier materia, planetas incluido, que encuentra a su paso.

Los científicos han observado indicios de estrellas justo antes, y poco después, del acto de consumir planetas enteros, pero nunca habían captado una en el acto hasta ahora.

En el estudio, científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la Universidad de Harvard, Caltech y otros centros de Estados Unidos informan que han observado por primera vez una estrella tragándose un planeta.

La desaparición planetaria parece haber tenido lugar en nuestra propia galaxia, a unos 12.000 años luz de distancia, cerca de la constelación de Aquila. Allí, los astrónomos observaron un estallido de una estrella que se hizo más de 100 veces más brillante en solo 10 días, antes de desvanecerse rápidamente.

Curiosamente, a este destello de luz blanca le siguió una señal más fría y duradera. Los científicos dedujeron que esta combinación solo podía deberse a un acontecimiento: una estrella que engullera un planeta cercano.

“Estábamos viendo la fase final del engullimiento”, afirma en un comunicado el autor principal, Kishalay De, investigador posdoctoral del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT.

Los científicos estiman que probablemente el planeta que desapareció era un mundo caliente del tamaño de Júpiter que se acercó en espiral, fue arrastrado por la atmósfera de la estrella moribunda y, finalmente, por su núcleo.

La Tierra correrá la misma suerte, aunque no hasta dentro de 5000 millones de años, cuando se espera que el Sol se consuma y queme los planetas interiores del Sistema Solar.

“Estamos viendo el futuro de la Tierra –afirma De–. Si alguna otra civilización nos estuviera observando desde 10.000 años luz de distancia mientras el sol engulle a la Tierra, verían cómo el sol brilla de repente al expulsar algo de material, luego forma polvo a su alrededor, antes de volver a ser lo que era”.

El equipo descubrió el estallido en mayo de 2020.

Sin embargo, los astrónomos tardaron otro año en encontrar una explicación de lo que podía ser.