Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de junio de 2024
Seguinos en
Una gran pérdida para la cultura nacional: murió Pepe Soriano
El actor participó en grandes éxitos en televisión, teatro y cine en Argentina y España, con una trayectoria de casi 70 años como intérprete
13 de septiembre de 2023
El actor Jósé Carlos "Pepe" Soriano murió, a los 93 años. Así lo comunicó el teatro Multiteatro en sus redes.

“Nada que agregar a la tristeza. Por suerte pude verlo en sus últimos días en su internación, y me quedo con el recuerdo del primer trabajo. Comencé en esta profesión con Pepe”, dijo el productor Carlos Rottemberg.

Podría tratarse del cine, aquellos protagónicos inolvidables en La patagonia rebelde como el alemán Schulz -una película que marcó época- o como Lisandro De la Torre en Asesinato en el Senado de la Nación.

Podría tratarse de sus incursiones en televisión, o hasta en la comedia musical. Y podría tratarse, fundamentalmente, del teatro, allí donde comenzó de tan joven y donde, más allá de los 90 años, seguía aportando su jerarquía, entrega, talento. José “Pepe” Soriano fue un auténtico grande entre los artistas de nuestro país, una condición que no resignó siquiera en los años que decidió emigrar a España -entre el '87 y el '92- y también un luchador por los derechos de sus colegas.

Y cómo no revivir entonces su entrañable personaje en La Nona, o en El violinista en el tejado, su recorrido por todo el país con el Loro Calabrés.

Este último, un unipersonal que realizó durante cuatro décadas, también lo llevó por Latinoamérica y Europa, con la adaptación (El loro sigue contando) cuando ya repasaba su vida artística y personal.

“Pepe” nació el 25 de septiembre de 1929 y al volver de aquel exilio español decidió, también, volver a la vieja casona de sus abuelos, en Colegiales. Al borde de los 90 años supo contarle a Silvina Lamazares en nuestro diario:

“Mi madre murió muy joven y mi abuela paterna, la abuela Isabel, me ayudó a crecer. Era una contradicción caminando. Porque la veías y era un sargento de Caballería, no conocía el miedo, siempre iba adelante con una energía tremenda. Yo sé que se privaba de comer para que a mi hermana y a mí no nos faltara nada. Era analfabeta, pero muy inteligente. La adoraba, con se rodete tirante que daba miedo”.




Recordaba como un hito su interpretación de Rashomon. “Allí el panorama se empezó a abrir, Kive Staiff hizo una crítica maravillosa sobre mi persona y empezaron a llamarse”. También allí definió su credo como actor de teatro: “Tengo la obligación de brindarme por el espectador, el que pagó una entrada. Me da su afecto y lo necesito”.

El teatro y el cine cimentaron su popularidad. La patagonia rebelde, por supuesto. También estuvo en Los gauchos judíos, de Juan José Jusid, y en No toquen a la nena, además de Asesinato… (1984) como uno de sus principales papeles. Inclusive, en el '79 llegaría con La Nona al cine, bajo la dirección de Héctor Olivera. Y varias décadas después interpretaría en el teatro al icónico personaje creado por “Tito” Cossa.

La obra de Soriano en cine abarca más de 50 películas desde sus comienzos en 1955 e incluyen premiadas como Juan Lamaglia y señora (1970, por la que ganó el Cóndor de Plata), además de títulos que también quedaron entre los más relevantes:

Las venganzas de Beto Sánchez de aquel primer ciclo y, a partir de los '90, Funes, un gran amor, Una sombra ya pronto serás y, en tono más de comedia, Coen vs. Rossi. Si en el teatro había comenzado a principios de los '50, fue camino fue incontenible.

Aquel Rashomon (1960) que citaba como un hito, también se acompañó por otros clásicos como su personaje de Tartufo (1968) y hasta la comedia musical, que desechó en un principio y que aceptó mucho más adelante, en el 2000, convocado por Alejandro Romay para Mi bella dama.
VIDEO - PEPE SORIANO