Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de abril de 2024
Seguinos en
Apareció muerto el enemigo más temible de Putin en Rusia
Estaba en una cárcel al norte del Círculo Polar Ártico. "Se sintió mal después de una caminata y casi inmediatamente perdió el conocimiento", dijeron
16 de febrero de 2024
Alexei Navalny, el enemigo N° 1 de Vladimir Putin que había regresado a Rusia después de sobrevivir a un intento de envenenamiento, murió este viernes en una cárcel de ese país, informó el servicio penitenciario federal ruso en un comunicado.

"El 16 de febrero de 2024, en la colonia penitenciaria número 3, el recluso Navalny A.A. se sintió mal después de un paseo y casi inmediatamente perdió el conocimiento.Los trabajadores médicos de la institución llegaron inmediatamente y llamaron a un equipo médico de emergencia", indicó en un mensaje el Servicio Penitenciario Federal.

"Se llevaron a cabo todas las medidas de reanimación necesarias, pero no dieron resultados positivos. Los médicos de urgencias confirmaron la muerte del condenado. Se están estableciendo las causas de la muerte", informó la institución. Luego se informó que durante media hora se intentó revivirlo.

El motivo de su muerte es un misterio.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que el presidente Vladimir Putin ya fue "informado" de la muerte del opositor e indicó que no tiene precisiones sobre las causas del hecho.

Por su parte, el equipo que trabaja con Navalny afirmó que no fue informado de su muerte y consignó que un abogado se dirigía a la cárcel en la que estaba detenido.

La colonia penal donde estaba recluido Navalny, conocida como IK-3, está ubicada en el asentamiento ártico de Kharp a unas 1.000 millas al noreste de la prisión en la que había estado encarcelado durante gran parte del tiempo desde su arresto a principios de 2021.

El año pasado, el máximo opositor de Putin había estado desaparecido durante algunos días hasta que lo encontraron en esta prisión, ubicada al norte del Círculo Polar Ártico.

La IK-3 es una de las llamadas colonias penitenciarias “de régimen especial”. Son las unidades que mantienen a los presos en condiciones de detención extremadamente duras, las peores del sistema ruso, ya de por sí de los peores que pueden encontrarse entre los más de 50 países que verifica el Consejo de Europa.