Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de mayo de 2024
Seguinos en
Homenaje a Mugica: García Cuerva advirtió sobre la crisis social
El arzobispo de Buenos Aires habló este domingo en la misa en memoria del padre Carlos Mugica a 50 años de su asesinato en el Luna Park
13 de mayo de 2024
Arzobispo García Cuerva en el homenajea a Mugica (Foto NA- Marcelo Capece)

Jorge García Cuerva, arzobispo de Buenos Aires, fue uno de los principales oradores en el homenaje que se realizó este domingo 12 de mayo en el Luna Park al padre Carlos Mugica, asesinado en la puerta de la parroquia San Francisco Solano del barrio Mataderos el 11 de mayo de 1974.
Además, renovando el compromiso de la Iglesia con los sectores de menores recursos, se leyó un comunicado enviado por el Papa Francisco, quien pidió “que la grieta se termine, no con silencios y complicidades, sino mirándonos a los ojos, reconociendo errores y erradicando la exclusión”.

Al respecto, monseñor García Cuerva declaró: ”No queremos permanecer con la mirada en el pasado rumiando nostalgia y melancolía; tampoco con la mirada empañada por ideologismos que sólo nos llevan a discusiones anacrónicas; ni con la mirada cargada de prejuicios y preconceptos, o con la mirada sesgada y parcial que nos hace creernos dueños de la verdad y medidores del profetismo de los demás”.

“Parecemos estar acostumbrados a que nuestros chicos y adolescentes mueran todos los días por la droga y el maldito paco que los consume, porque avanza la pandemia silenciosa del narcotráfico, que utiliza a los pobres como material de descarte, que promueve el sicariato, que seduce con dinero manchado de sangre a miembros del ámbito político, de la justicia y del mundo empresarial”, resaltó el arzobispo de Buenos Aires.

TE PUEDE INTERESAR: En Concordia ya hay 500 evacuados por las inundaciones

Recordando al Padre Mugica, Jorge García Cuerva aseguró que “en muchos barrios se sigue viviendo entre las aguas servidas de no tener cloacas, con todos los riesgos que ello tiene en la salud y la calidad de vida de sus habitantes. Pero también nos hemos acostumbrado desde hace años a soportar la podredumbre de la inflación que es el impuesto de los pobres; y aguantamos el tufillo de dirigentes rápidamente muy ricos y gente trabajadora siempre muy pobre; hace rato que algo huele mal en la Argentina. La corrupción, el individualismo, el sálvese quien pueda, apestan, y casi que nos acostumbramos a vivir con esos males”.