Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
28 de marzo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Para DElía, fue "una jugada de los servicios de EE.UU."
Según el ex funcionario, Antonini Wilson sería un espía al servicio de la CIA que tenía como objetivo "deteriorar" la relación bilateral entre Kirchner y Chávez
13 de agosto de 2007
"¡Esto fue una maniobra de los servicios de inteligencia norteamericanos! Quieren lesionar la relación entre Kirchner y Chávez. El hombre de la valija era un servicio".

Según el ex subsecretario de Tierras para el Hábitat Social Luis DElía, en el escándalo de la valija con 800 mil dólares que llegó al Aeroparque en un vuelo oficial estaría inmiscuida la CIA y Guido Antonini Wilson, el empresario venezolano que viajó a Buenos Aires acompañado por funcionarios argentinos, sería un espía.

Pero en el medio del mar de hipótesis y acusaciones que se tejen en torno al episodio, el propio DElía apareció mencionado: el hombre de La Matanza fue señalado por una hipótesis surgida desde la oposición y el propio Gobierno, que dice que el dinero era para financiar a su movimiento piquetero y a varios grupos afines al presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"¡Es una gran mentira! La echan a andar quienes quieren desviar la atención", reprocha DElía. Aunque no quiere dar nombres, la solapada crítica parece tener destino en el Ministerio de Planificación, el lugar donde habría nacido la comentada conjetura del "financiamiento político".

Pero el ex funcionario, además, tiene otro convencimiento: el escándalo se trató en realidad de una "maniobra" de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos con el objetivo de "deteriorar" la relación bilateral entre Kirchner y Chávez, arremete.

DElía no duda: "Hay muchos intereses petroleros en juego. La situación fue plantada y engañaron al hijo de un hombre de Pdvsa". Antes del controvertido vuelo, Wilson se había presentado como un invitado del más joven de los pasajeros, Daniel Uzcateguy, de 18 años, hijo del vicepresidente de Pdvsa.

"Fue una ingenuidad política subirlo al avión", dice DElía. "Engañaron al muchacho y plantaron una situación con un objetivo muy claro. La mafia de Miami, con la gusanada cubana, es capaz de hacer cualquier cosa en favor de ciertos intereses. El hombre de la valija era un servicio", denunció.

Una versión parecida a la que había sostenido Chávez apenas nacida la polémica, cuando dijo que "el imperialismo" estaba detrás de los dólares encontrados y que era "falso de toda falsedad" que tuviera que ver con su comitiva.