Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de julio de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Autos usados: se pagan un 15% menos
9 de enero de 2009
El lanzamiento oficial del plan de financiación de unidades nuevas desvalorizó el mercado del auto usado. Con el repunte comercial por el plan oficial, las concesionarias aplican descuentos de hasta un 15% sobre el precio de mercado de los usados que se entregan en forma de pago. Según fuentes de la industria automotriz, los autos viejos volverán a ser demandados cuando los clientes noten la ausencia de los vehículos económicos del Gobierno, que estarán listos recién en 90 días.

Consultados por este diario, directivos de concesionarias de todo el país admitieron que los autos usados se toman a un precio “inferior al que ofrece el mercado” porque tienen que ser acondicionados para luego ser revendidos. Según los empresarios automotores, si la reventa se concreta entre particulares, el Estado no exige el pago de impuestos, pero sí se lo reclama a las firmas. “El pago de cargas impositivas por la transacción es la razón de peso de ese descuento”, explicaron en el sector.

Desde que el Gobierno presentó en sociedad el plan para la compra de 0 km, no sólo generó caos en las terminales automotrices sino que además causó ansiedad entre la gente.

El lunes pasado se formalizó el lanzamiento y desde entonces las concesionarias no paran de vender autos de las marcas y modelos que integran el listado oficial. La gente paga hasta $7.000 adicionales sobre el precio de las unidades económicas, sólo para no tener que esperarlos tres meses.

Para los ejecutivos de cuenta de las concesionarias consultadas, los consumidores no sólo no quieren esperar. No confían en los anuncios del Gobierno ni en los modelos de auto que diseñó el secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

“La gente prefiere pagar más por algo tangible que menos por algo que todavía no existe. Esa es la verdad”, comentó el propietario de una de las representantes de Volkswagen en el conurbano bonaerense.

El boom de ventas que generó el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner el pasado 6 de diciembre convirtió a las sedes administrativas de las terminales en embudos gigantescos. Es tal la cantidad de papelerío que llega diariamente a manos de los fabricantes que el sistema de financiamiento oficial se convirtió en un proceso burocrático. En la actualidad, la entrega de un auto –que está en el depósito de una concesionaria– financiado mediante el plan de 48 cuotas del Gobierno no es inmediata, demora alrededor de 30 días.

Sin embargo, sigue siendo la mejor opción porque los vehículos económicos de la Casa Rosada entrarán en etapa de fabricación por estos días y no llegarán al mercado antes de abril.

“Todo se debe a un problema de back office de las fabricantes automotrices, que están demoradas en el procedimiento administrativo porque todavía no tienen montada la estructura que necesitan para procesar todo ese volumen de información”, explicó un empresario del sector.