Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Empieza la quita de los subsidios a los servicios
Unos 275.504 usuarios de los servicios de luz, gas y agua que habitan en countries y barrios caros de Capital Federal comenzaràn a recibir las facturas con fuertes aumentos
2 de enero de 2012
Un total de 275.504 usuarios de los servicios de luz, gas y agua que habitan en countries y barrios de alto poder adquisitivo de la Capital Federal dejaron de percibir, a partir del 1° de enero, el subsidio estatal que se aplicaba sobre la tarifa de estos consumos.

Según confirmó el Gobierno, la medida alcanza a los clientes de Barrio Parque, Puerto Madero y Recoleta, más otras zonas porteñas como Belgrano R, corredor Libertador, Retiro Plaza San Martín, Kavanagh, Alto Recoleta y Torre Catalinas, además de habitantes de barrios cerrados.

Estos 275.504 usuarios deberán empezar a pagar las tarifas plenas de los servicios de luz, agua y gas, por lo que el gobierno estima ahorrarse en subsidios "entre 4.800 y 5.000 millones de pesos" que, promete la Casa Rosada, serían destinados a la ampliación de infraestructura de servicios públicos.

De la cifra total de usuarios que perderán el beneficio, 20.000 renunciaron voluntariamente a seguir percibiendo el subsidio, según especificó la administración central.

El Ministerio de Planificación ratificó, además, que a partir de mañana también comenzarán a enviarse a otras zonas residenciales de clase media-alta de Capital Federal y el Conurbano bonaerense los formularios de declaración jurada para que los usuarios justifiquen su necesidad o no de seguir contando con el subsidio.

Los barrios a los que se girarán estas cartas son Núñez, Belgrano, Recoleta, Retiro, Botánico, Barrio CASI, Corredor Libertador, Corredor Olivos, Hipódromo de San Isidro, Jockey Club y Barrio Santa Rita, según lo anunciado por los ministerios de Planificación y de Economía.

"Esta declaración jurada no deberán contestarla ni los jubilados que cobren la mínima, ni los habitantes de barrios carenciados, ni los ciudadanos electrodependientes", se informó oficialmente.

Además de la eliminación de subsidios a clientes residenciales, la Casa Rosada ya quitó el beneficio a empresas agroquímicas, de procesamiento de gas, biodiesel, refinación, aceiteras, minería y petróleo; y compañías de servicios como casinos, bancos, financieras, aeropuertos internacionales y telefónicas.