Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Acuchilladas: asesino mateó con víctimas
Lo reveló un peritaje. Además se supo que fumó con ellas antes de matarlas. El fiscal dijo que "alguien" del entorno de las víctimas "sabe algo"
6 de enero de 2012
El asesino de las tres mujeres y la niña ultimadas a golpes y cuchilladas a fines de noviembre en La Plata estuvo tomando mate con ellas en las horas previas a la masacre y también fumó algunos cigarrillos, según revelaron análisis genéticos ordenados por los investigadores, lo que da fuerza a la idea de que el autor del cuádruple crimen formaba parte del entorno íntimo de las víctimas.

Los resultados de análisis de ADN conocidos ayer (un día después de que el único detenido que hasta ahora tuvo el caso, Osvaldo Emir Martínez, novio de una de las víctimas, fuera liberado por falta de mérito) permitieron saber que el mismo hombre que mató a Bárbara Santos, Susana de Bártole, Marisol Pereyra y la pe­queña Micaela Galle había estado tomando mate y fumando en esa casa antes de que se desatara la tragedia, según informa La Nación.

En efecto, el código genético hallado en restos de saliva presentes en el mate que había sobre la mesa y en unas colillas de un cenicero es el mismo que el de los restos de piel hallados bajo las uñas de algunas de las mujeres, que intentaron defenderse de su agresor. Ese ADN no pertenece a Martínez, el hasta ahora único imputado identificado, que salió de prisión ayer, después de casi cuarenta días de encierro, gracias a que la Cámara de Apelaciones revocó su prisión preventiva, no sin críticas a la investigación del caso.

El fiscal Alvaro Garganta, a cargo de la pesquisa, dijo, sobre la base de los nuevos datos, que "alguien" en el entorno de las víctimas "sabe algo" sobre el asesino y no lo ha dicho. Sin embargo, no excluyó de este conocimiento a Martínez, a quien aún considera "coautor" del hecho, aunque no su autor material, dado que su ADN no aparece en la escena del crimen.

Las cuatro víctimas estaban relacionadas. Susana de Bártole era madre de Bárbara y abuela de Micaela, y Marisol Pereyra, su amiga. El fiscal investiga ahora el entorno de las mujeres asesinadas en pos de averiguar quién las mató y cuál fue su motivación para hacerlo.

Aunque libre, Martínez sigue imputado. Más allá de las pruebas genéticas, Garganta cree que participó del hecho, por testimo­nios y otros indicios. El novio de Bárbara se recluyó en casa de un amigo, primero, y de familiares, luego, ya que la suya aún está cercada por los investi­gadores y pendiente de un allanamiento en busca de rastros no relevados previamente. Martínez, un empleado de YPF aficionado al karate, decidió no hablar con la prensa por el momento, dijo su abogado, Julio Beley.