Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Píparo: juicio a los asesinos de su hijo
Comenzó el juicio que buscará condenar a los responsables del ataque a la joven que fue baleada en 2010 a la salidera de un banco
4 de marzo de 2013
Después de tres años, Carolina Píparo, la mujer embarazada que resultó baleada en una salidera en 2010 tras la cual perdió a su bebé Isidro, enfrenta a sus victimarios en el juicio que se lleva a cabo en el Tribunal Oral en lo Criminal 2.

Al llegar al Tribunal, bajo un gran despliegue de seguridad, Píparo reconoció estar "muy nerviosa", aunque confiada en que se hará justicia al final del proceso, cuya duración está estimada en aproximadamente un mes.

Será, según admitió, la primera vez que se enfrentará cara a cara con el acusado de dispararle durante la salidera ocurrida en la sucursal platense del Banco Santander Río, hace casi tres años.

Por el crimen, llegan detenidos al juicio el sindicado autor material del hecho, Carlos Burgos (19); el hombre que está acusado de "marcar" a Píparo dentro del banco, Miguel "Pimienta" Silva (43); Luciano López (20), Carlos Moreno (20), Juan Manuel Calvimonte (25) y Carlos Jordán Juárez (45).

También deberá enfrentar al tribunal oral, conformado por los jueces Claudio Bernard, Liliana Torrisi y Silvia Hoerr, el imputado Augusto Claramonte (44), quien actualmente se encuentra en libertad y goza de una falta de mérito.

Según adelantaron fuentes judiciales, de ser encontrados culpables los acusados deberían pagar con una condena de cadena perpetua.

Carolina Píparo, de entonces 30 años, fue baleada el 29 de julio de 2010 cuando con su madre, María Ema, fue a retirar dinero a la sucursal del Banco Santander Río de 7 y 42, en La Plata.

Tras la diligencia, y cuando regresaban a su casa, en las calles 21 y 36, fueron interceptadas por dos delincuentes en una moto, quienes balearon a Carolina a pesar de que ya tenían su dinero.