Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Caso Píparo: perpetua para cinco acusados
La justicia declaró culpables a 5 de los 7 acusados de la salidera bancaria de 2010. El Tribunal los condenó a perpetua por el homicidio de Isidro
13 de mayo de 2013
El Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de La Plata dispuso la pena de perpetua para Miguel "Pimienta" Silva (43); Luciano López (20), quien manejaba la moto que interceptó a la mujer, Juan Manuel Calvimonte (25) y Carlos Jordán Juárez (45), Carlos Moreno (20), por el delito de robo y homicidio de Isidro, el bebé recién nacido de Carolina Píparo, quien sufrió una salidera bancaria en el 2010.

En ese marco, Carlos Burgos y Augusto Claramonte fueron absueltos, y también la justicia fue Carlos Moreno el autor material del disparo que casi mata a Píparo y provocó el trauma del nacimiento prematura lo Isidro, el bebe de la mujer que murió una semana después.

Con esta condena se generó una importante jurisprudencia al establecer que Isidro no fue persona por nacer, sino una persona que nació y murió luego producto de este intento de robo y las heridas que le provocó a su madre.

El fiscal Marcelo Romero había pedido reclusión perpetua para cinco acusados (Moreno, Calvimonte, Jordán Juárez, López y Silva) y 15 años de pena para Claramonte y Burgos: el tribunal coincidió en los pedidos de perpetua pero absolvió a los dos últimos mencionados.

El tribunal determinó que hubo una "tentativa de homicidio criminis causa" (para ocultar un delito) para Carolina Píparo, y también "un homicidio criminis causa" sobre el bebé que llevaba la joven en su vientre al momento del hecho y que falleció tras una cesárea de urgencia por el balazo que la chica había recibido.

Moreno fue considerado autor material del disparo; López, el otro motochorro; Silva y Juárez, los marcadores de la víctima; y Calvimonte, reclutador y logística.