Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El portero fue imputado por la muerte de Ángeles
Es el único detenido en la causa del asesinato de la joven. La familia declaró hasta la madrugada y quedó en libertad. Hay pruebas del ataque en el sótano de la casa y su auto
15 de junio de 2013
El encargado del edificio donde vivía Ángeles Rawson quedó detenido este sábado acusado de ser el presunto autor material del homicidio de la adolescente, de 16 años, cuyo cuerpo había sido hallado el martes pasado en medio de la basura en el predio de la Ceamse, en José León Suárez, y es hasta el momento el único imputado de la causa.

El hombre, identificado como Jorge Néstor Mangeri, se convirtió en el primer detenido por la supuesta responsabilidad en el asesinato de la joven y este lunes será indagado por el juez de Instrucción Roberto Ponce.

Luego de una larga jornada de declaraciones, donde toda la familia de Ángeles prestó declaración ante la fiscal, y donde fue llamado de urgencia el padrastro, Sergio Opatowski, que tenía previsto declarar recién este sábado, se produjo la detención del portero, tras también la declaración de su mujer, que aportó importantes datos.

El portero quedó detenido luego de que la familia de la víctima se retirara del edificio de la fiscalía, situada en Tucumán 966, y después de que los peritos revisaran el Renault Megane del hombre y el sótano del edificio, donde habrían encontrado elementos que avalarían la presunción de que el rodado habría sido utilizado para trasladar el cuerpo de la víctima en una bolsa de residuos.

En tanto que se suponía que el sótano habría sido la escena del crimen.

Si bien los investigadores sospechaban que por lo menos tres integrantes del círculo íntimo de la víctima podrían estar vinculados con el homicidio, esa hipótesis cambió durante la madrugada cuando los peritos confirmaron el hallazgo de la escena del crimen.

Las sospechas contra los miembros del entorno de la víctima también se habían fundado en la declaración de una mujer que sostuvo que vio las llaves de Ángeles en el departamento de la víctima, sumado al hallazgo de material biológico en el sótano del edificio y en lugares comunes del inmueble.

Con estos indicios, sumados a las imágenes captadas por una cámara de seguridad se confirmó que Ángeles llegó al edificio después de asistir a la clase de educación física en el predio del colegio Virgen del Valle, situado en Concepción Arenal y Cramer, pero nunca salió con vida.

Al día siguiente de la desaparición de la adolescente, el encargado pidió licencia por enfermedad y dejó de trabajar en el edificio, y ese detalle llamó la atención de los investigadores, que siempre lo tuvieron vigilado.

Otro de los indicios que lo vincularían con el homicidio fue la declaración de los forenses, que estimaron que Ángeles fue asesinada entre 24 y 18 horas antes del hallazgo del cuerpo.

Confirmado que el homicidio de la adolescente ocurrió en el edificio, una de las pocas personas que estuvo en el inmueble a esa hora era el encargado: este detalle también sirvió para fundar la detención del imputado.

Según fuentes de la investigación, el sospechoso se habría quebrado y asumido su responsabilidad en el homicidio, y no se descartan al menos dos detenciones más en la causa.