Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Independiente: un bochorno en asamblea
Un grupo de barrabravas agredió al presidente del club tras hostigarlo y exigirle la renuncia por el descenso. Cantero dijo que no se va. VIDEO
28 de junio de 2013
La asamblea de Independiente fue interrumpida este viernes por barras del club rojo que no la dejaron sesionar y agredieron al presidente de la entidad, José Cantero, quien recibió proyectiles y sillazos junto a los demás integrantes de la Comisión directiva.
Solo siete minutos duró el intento de asamblea, ya que apenas ingresó Cantero la gimnasio se escucharon insultos y volaron botellas de plástico y el presidente del club recibió salivazos, que tensaron el clima en la sede de Avellaneda.

En medio de esa batahola y con la gente instalada en los balcones del primer piso, alguien liberó una de las puertas de acceso y se metieron varios barras enardecidos que comenzaron a tirar sillas y zapatillas al escenario donde Cantero con su gente.

El presidente del club logró salir ileso rodeado de guardaespaldas privados peor algunos integrantes de la Comisión Directiva quedó atrapada y sufrió los golpes de los salvajes hinchas.

A la vez, en un ataque que se percibió como organizado, los hinchas “caracterizados” se acercaron a los móviles de televisión y les cortaron los cables para salir en vivo y en directo, y además de pegarles a los trabajadores de prensa.

El club había solicitado personal policial y 150 efectivos estuvieron a cargo de esa tarea, pero al momento de los incidentes se retiraron a la calle y en el salón solo quedaron 5 de ellos.

Al presidente, Javier Cantero, le arrojaron zapatillas, vasos y otros objetos, y cuando quiso tomar la palabra, lo agredieron con sillas.

A pesar de las versiones de renuncia , cantero acalró que sigue en el club: “voy a seguir adelante y no voy a bajar los brazos”. Envalentonado dijo: “ A mí me entregaron. Me entregó la Policía, pero no le voy a dejar el club a los violentos, aunque no puede ser que entren tan fácil a un lugar, con los sillazos y los escupitajos. Lo lamento por la gente que había”.
Secuencia de la agresión a Cantero