Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
River: solo un triunfo agónico y nada más
El "millonario" jugó mal y no mereció ganar a Central. La falta de gol es muy notoria. El juvenil Federico Andrada fue quien dio el trunfo
10 de agosto de 2013
En una noche que parecía para el olvido, River Plate encontró un triunfo que necesita como el aire y venció, casi sobre el final, a Rosario Central 1 a 0, aunque no dejó una buena imagen.

El conjunto “millonario” ganó con un gol del juvenil Federico Andrada que ingresó en el segundo tiempo y fue la carta ganadora del equipo de Ramón Díaz.

Solo eso tuvo River, la posibilidad de aprovechar una oportunidad y anda más, porque desde lo futbolístico su juego dejó mucho que desear.

Fue Central quien mejor hizo las cosas y no llegó a Nuñez con el afán de buscar no perder, sino que llegó con la ambición en ganar el choque.

Con un buen despliegue táctico en el primer tiempo, el conjunto que dirige Miguel Angel Russo hizo mejor las cosas, y fue dominador ante un River dubitativo y sin vuelo en el juego, un padecimiento que se notó en gran parte del partido.

En ese tramo del cotejo los rosarinos pudieron haber logrado una diferencia especialmente con la gran labor de Carlos Luna que estuvo mucho más cerca del goleador ambicioso que el timorato que tuvo su pase por Nuñez.

En el complemento, Díaz ajustó algunas piezas y salió a buscar dominar las acciones, y lo logró pro algunos minutos, pero rápidamente Central ajustó piezas y volvió, primero a equilibrar y luego a jugar mejor.

Fue allí donde el conjunto de la banda supo sacar provecho de la ventaja que contó, cuando a los 34 minutos, Andrada, quien habñia ingresa por el “Malevo” Ferreyra aprovechó un córner bien ejecutado y cabeceo solo en el segundo palo.

El 1 a 0 era injusto y Central salió a buscar el empate que merecía, pero River ahí se defendió mejoró y su arquero Baravero fue muy seguro.